Shigeru Ban y la casa de cartón que salvó al mundo

Shigeru Ban y la casa de cartón que salvó al mundo
El arquitecto japonés Shigeru Ban ganó el Premio Pritzker 2014 por esta casa. 
Septiembre 12, 14
Fotografías por:

No es que la historia haya comenzado con una tragedia, porque las cosas no siempre comienzan así. Pero fue su reacción ante una tragedia lo que hace al ganador del Pritzker de este año tan admirable. 

En 1995 un terremoto azotó Kobe, con un número de víctimas que se alzó a los miles y dejó a muchos más sin hogar. En un acto humanitario que a la vez fue completamente innovador, el arquitecto Shigeru Ban diseñó unas casas hechas a base de cartón, fáciles de construir y de materiales bastante baratos que funcionaron como refugios para quienes, meses después del terremoto, aún no tenían dónde vivir. 

La base de las casas estuvo hecha con cajas de cerveza llenas de sacos de arena. Los tubos de cartón son, a la vez, resistentes y a prueba de agua y fuego. Para el techo, Ban utilizó material de tienda de campaña que se podía mover acorde al clima, ya sea para mantener el aire caliente dentro o para dejar respirar la construcción. Aunque pequeñas, las casas de papel proveyeron un refugio de calidad para quienes no tenían dónde dormir o dormían en condiciones deplorables. 

La casa de papel de Kobe fue el primero de veintidós “Disaster Relief Projects”, proyectos en los que Ban y su despacho crearon construcciones rápidas, baratas y de buena calidad para ayudar a quienes se han visto en situaciones difíciles. A la casa de Kobe le siguieron distintos modelos en Turquía, India y Filipinas –cada una con modificaciones que las han ido haciendo más efectivas–, además de escuelas, iglesias y centros comunitarios, muchos de ellos construidos por manos de voluntarios. 

Las estructuras de cartón se convirtieron en una insignia del arquitecto, una que no ha sido utilizada únicamente en sus proyectos de ayuda humanitaria, sino también en diseño de museos, hoteles y oficinas. Son sus casas de papel, sin embargo, lo que lo hacen no sólo un arquitecto al que admiramos por sus edificios, sino también por su compromiso por hacer “lo que mejor sabe” para ayudar a quienes realmente lo necesitan. 

  • Parte de la idea de este proyecto es que las casas se desmantelaran fácilmente.

  • Los materiales con los que están construidas son reciclables. 

  • El grosor y el diámetro de los tubos de cartón cambia según el tipo de construcción que se desee. 

  • Varias de las estructuras de cartón de Ban se pensaron para ser temporales, aunque algunas se hayan convertido en construcciones permanentes.

 

Tres obras de Shigeru Ban

  • Pabellón de Japón en Expo 2000 

Hannover, Alemania

 

  • Oficina Central de Swatch  

Biel, Suiza

 

  • Catedral de cartón  

Christchurch, Nueva Zelanda

 

Shigeru Ban en concreto 

De lado quedó el cartón para este proyecto, donde no es sólo el edificio lo importante, sino también su contenido: el Centro Pompidou de Metz. El museo tiene un techo de madera laminada que emula la forma de un sombrero chino. La intención era que el museo funcionara bien como espacio de exhibición, que no se robara la atención de las obras, pero que el edificio tampoco pasara a segundo plano. El resultado es perfecto: una estructura que quita el aliento, pero que, en su interior, realza a las obras que se exhiben en sus galerías.