Cinco básicos de Kuala Lumpur

Foto de John Brunton
Cinco básicos de Kuala Lumpur
No puedes irte de Kuala Lumpur sin visitar estos cinco lugares. 
Julio 7, 14
Fotografías por:

1. Las Torres Petronas

Kuala Lumpur tuvo sus 15 minutos de fama cuando las Torres Petronas se coronaron como el edificio más alto del mundo, entre 1998 y 2004. A 451 metros, todavía dominan el horizonte y se han convertido en el centro no-oficial de la ciudad, punto de encuentro todo el día y a cualquier hora por el inmenso centro comercial, las galerías de arte, la sala de conciertos, los cines y el gigantesco parque. 

 

2. Parque de pájaros

No toda la selva virgen que algún día cubrió Kuala Lumpur ha sido reemplazada por rascacielos: 80 mil metros de exuberante vegetación se han preservado justo en el centro de la ciudad para el aviario libre más grande del mundo. Después de un rato uno ya no nota las redes protectoras y parece que tampoco molestan a los búceros, los loros y a los flamencos que vuelan libres.

920 Jalan Cenderawasih.

 

3. Las cuevas de Batu

En las afueras de la ciudad están los acantilados de piedra caliza que albergan las Cuevas de Batu, de 400 millones de años. Nada prepara al visitante al encuentro con la estatua de oro, de 45 metros, de la deidad Murugan, que guarda la entrada a uno de los templos hindúes más importantes fuera de la India. 

 

4. Museo de Arte IslámicoKuala Lumpur no puede presumir de museos modernos, pero hay una excepción, el Museo de Artes Islámicas, un espacio minimalista, un edificio zen que alberga una impresionante colección de rollos de caligrafía, dagas y espadas encrustadas de joyas, extrañas piezas de cerámica y vidrio. 

  • Jalan Lembah Perdana

 

5. Mercado Central y Chinatown

Abierto en 1888 como un mercado abierto, el actual edificio Art Déco se conservó como un sitio histórico y se transformó en un bazar que ofrece artesanía malaya. Una vez elegidos los recuerdos para llevar a casa, hay que caminar en las calles y callejones en los alrededores pues ahí se encuentra Chinatown, un espacio que ha cambiado muy poco desde que se fundó la ciudad de Kuala Lumpur. Una parada necesaria es el templo de Kwan Ti en Jalan Tun Lee, lleno de devotos budistas y con el aire cargado de incienso.