El hospital más antiguo de América

El hospital más antiguo de América
El Hospital de Jesús, mezcla de arquitectura renacentista y racionalista, que además resguarda los restos de Hernán Cortés. 
Septiembre 9, 16
Fotografías por: Jordana Btp

El Hospital de Jesús fue una de las primeras construcciones que ordenó Hernán Cortés al poco tiempo de tomar la ciudad. Es uno de los vestigios arquitectónicos más antiguos de la capital. 

 

Por dentro alberga varios decorados renacentistas: patios, escaleras y arcos. Uno de sus méritos es que, como clínica, sigue funcionando; por esta razón, es una de las más antiguas del mundo y la más antigua de América. Puedes asomarte al interior, con discreción, sin la necesidad de ser atendido o visitar a un paciente.

 

En el siglo xx, cuando se amplió la avenida 20 de Noviembre, el hospital fue remodelado por el arquitecto José Villagrán, recordado por plegarse a la teoría funcionalista, de la que fue propulsor en el país. Él se encargó de la fachada que es, como su teoría, racionalista. Los patios, así como el grueso de la construcción original, de estilo renacentista, quedaron intactos. El contraste entre una obra del Renacimiento que se combina con las ideas funcionalistas de principios del siglo xx hace de este espacio un real ejemplo de intervención que resguarda el pasado. El resultado, fácil de percibirse, asombra.

 

 

 

 

Dentro hay obras de arte de mucho interés, como una estela de Quetzalcóatl en uno de los pasillos, un busto de Cortés –realizado por Manuel Tolsá– y murales que cuentan episodios de la historia nacional. En la iglesia, que se conserva desde el siglo xvi, hay un mural, trazado en el techo, que aborda el apocalipsis, obra de José Clemente Orozco. 

 

Aquí yacen los restos de Hernán Cortés, personaje polémico y, sin embargo, fundamental de la historia de la Conquista de México. Aunque murió en Sevilla, en su testamento indicó que sus restos debían volver a la Ciudad de México, y tras un periplo con varias paradas terminó en el Hospital de Jesús, una de sus obras más relevantes. 

 

El hospital sigue en pie y también opera como escuela de enfermería. Testimonio de la historia de la arquitectura en la ciudad, está por cumplir 500 años.

 

 

 

 

El mural de González Orozco

 

En uno de los muros, una pintura refleja el cruce cultural en la práctica médica del país: vemos desde dioses originarios, como del maíz y de las flores, hasta otro tipo de rituales relacionados: las plantas, los minerales o la astrología. El mural, Historia de la medicina en México, de Antonio González Orozco, discípulo de Diego Rivera, narra la llegada de Cortés y el encuentro que tuvo con Moctezuma. La pintura refleja el encuentro de dos mundos, así como algunas prácticas médicas. A un costado aparece, ya viejo, Bernal Díaz del Castillo escribiendo La verdadera historia de la Conquista de la Nueva España.