Bernal: a la sombra de la montaña

Bernal: a la sombra de la montaña
Una escapada cercana, ideal para desconectarse un par de días, sin gastar mucho dinero. 
Julio 25, 14
Fotografías por:

Bernal en pocas palabras

Calles adoquinadas, fachadas pintadas de rosa, azul y amarillo, panaderías en las que se venden panes rellenos de queso o cajeta hecha en casa, y tiendas de artesanías y antigüedades, son algunas de las postales que forman el paisaje habitual de este lugar. Bernal es engañoso: para muchos son sólo unas cuantas calles pintorescas. Sin embargo, en esta escapada se pueden visitar museos, darle vuelo al espíritu aventurero y probar exquisita gastronomía. 

 

Día uno. Museos y antojos 

Total del día: $1,640 mx 

 

Por la mañana 

Museo del Cine Nacional

En pleno centro de Bernal, dentro de un inmueble del siglo xix, está el Museo del Cine Rosalío Solano. Este cine  es un homenaje al cinefotógrafo por el cual se nombró el museo, quien fue originario de este pueblo y trabajó al lado de varios actores mexicanos, como María Félix y Cantinflas. Aquí es posible repasar su trayectoria y también ver los principales premios con los que fue galardonado durante su carrera.

  • Plaza Principal Villa de Bernal

  • Precio: entrada gratuita.

 

Museo del Dulce

Conocer la historia de la mayoría de los dulces típicos mexicanos con la oportunidad de probar cada uno de ellos: un paseo indispensable. El recorrido empieza en una cocina tradicional mexicana armada con fogones, cazuelas y metates. Después, en cada sala es posible ver un periodo específico de la historia de México relacionado con la gastronomía. Al final, se puede entrar a la fábrica en la que se crean las famosas "lagrimitas”. El paseo termina probando uno de sus productos estrella: la natilla. 

  • Av. Benito Juárez 2

  • Precio: $20 mxn.  

 

Dónde comer

Gorditas Doña Coco

Es de esos lugares por los que uno pregunta y todos los locales saben exactamente de qué se trata y cómo llegar. Doña Coco tiene más de un local en Bernal, pero el clásico es el que se ubica en el andador Arturo Guerrero. Aquí, además de probar las típicas gorditas de maíz hechas a mano y rellenas de picadillo, champiñones y chicharrón, se sirven quesadillas, enchiladas verdes, pambazos y aguas de sabores. El complemento perfecto es su salsa verde, sólo para estómagos valientes. 

  • Andador Arturo Guerrero S/N

  • Precio aproximado: menos de $200 mxn.

 

Por la tarde 

Museo de la máscara

Es una de las galerías más nuevas de Bernal. Aquí se encuentra una colección de 300 máscaras que fueron específicamente creadas para concursos anuales locales, así como una sección dedicada al resto del mundo. El encanto de esta colección radica en que las máscaras son el reflejo de acontecimientos sociales, y están hechas por personas de todos los oficios, que a través de ellas expresan su cultura. 

  • Calle Independencia s/n

  • Precio: $20 mxn.

 

Día dos. Aventura, gastronomía y mezcal

Total del día: $1,150 mxn

 

Por la mañana 

Peña de Bernal

La atracción principal. El monolito, conocido como la Peña, está considerado como el tercero más grande del mundo después del Peñón de Gibraltar y el Pan de Azúcar en Brasil. Para los más aventureros es posible contratar guías para escalarlo y llegar al punto más alto de esta peña, símbolo del pueblo que lo dota de una personalidad única.

 

Escalada y rappel 

Actividad apta para principiantes y expertos. Existen varias compañías que ofrecen equipo e instructores para ascender a la Peña. Se puede escoger entre hacer rappel o escalar la Peña con un pequeño grupo. El primer ascenso es de 10 metros y el segundo de 20, así como descensos con cuerda desde 60 y 40 metros. En el paquete se incluye la compañía de un guía, un pequeño curso de preparación, equipo, snacks para el camino y un seguro médico para cubrir cualquier eventualidad durante el paseo. 

  • Precio aproximado: los servicios se adaptan a todo tipo de presupuestos, pero es frecuente encontrarlos por un precio promedio de $800 mxn. 

 

Por la tarde

La Terraza

Este restaurante ubicado dentro del hotel Boutique Casa Mateo es un verdadero hallazgo, no sólo porque cuenta con una vista privilegiada de la Peña, sino también por su chef, Gabriel Camargo, quien es responsable del éxito del lugar al presentar una serie de platillos que lo han convertido en una parada obligatoria de viajeros de todo el mundo. Indispensable probar el mole rosa, una pieza de pollo acompañada por una salsa hecha a base de piñón y frutos secos; el pulpo con salsa de chile de árbol y ajo; y las empanadas de maíz rellenas de jamaica y requesón. Para terminar con este banquete hay que probar el pay de queso líquido, el postre que ha dado fama a este restaurante y que es una especie de natilla de queso con una base de galleta molida. 

  • 5 de Mayo esquina Colón

  • T. (441) 296 44 72

  • Precio aproximado: $250 mxn. 

 

Por la noche

La Pata del Perro

Para cerrar el día no hay un mejor lugar que La Pata del Perro, un bar con una amplia oferta de mezcales y tequilas acompañados de botana tradicional. La Pata del Perro es punto de encuentro de locales y viajeros por igual, y uno de sus sellos especiales es su increíble atención. Indispensable acompañar los caballitos de mezcal con un tarro de cerveza Josefa. Por cierto, es un bar pet friendly.

  • Calle Galeana 58

  • Precio aproximado: $10 mxn el mezcal, 25 mxn la cerveza. 

  • TOTAL: $ 2 790 mxn

 

Dónde dormir

Casa Mateo

Para un descanso total, el hotel boutique Casa Mateo es la mejor opción. Fue creado en una antigua casona de 18 originales habitaciones (todas son diferentes entre sí) que cuentan con una vista privilegiada de la Peña. Si la idea es dedicar un día a relajarse, sus instalaciones son ideales, pues cuenta con una alberca climatizada y un asoleadero que opta por camas en lugar de tumbonas. Próximamente su spa estará funcionando. Un tip: su coctelería es muy buena.

  • 5 de Mayo esquina Colón

  • T. (441) 296 44 72

  • Precio: la noche va de $1400 a $2700 mxn.