Cinco paseos en San Miguel de Allende

Cinco paseos en San Miguel de Allende
Opciones para disfrutar de la ciudad más cosmopolita de Guanajuato. 
Marzo 9, 15
Fotografías por: Camilo Christen

1. Santuario de Jesús de Nazaret en Atotonilco

En un sueño, Jesús se le apareció al padre Felipe Neri. Construyó así el Santuario de Jesús de Nazaret en Atotonilco, lo atiborró de murales y escenas alucinantes del evangelio. Sigue siendo un sitio de recogimiento y peregrinación. No hay que irse sin comprar los castigos (látigos y coronas de espinas) que se venden afuera  y las gorditas que ofrecen en los puestos alrededor del santuario que, cabe recalcar, deberían ser declaradas también Patrimonio Histórico de la Humanidad.  santuariodeatotonilco.org

 

2. Reserva Ecológica El Charco del Ingenio

Se trata de un jardín botánico que presume una de las colecciones de cactus y flora desértica más completas del país. También es parte de una reserva ecológica donde se pueden observar aves y dominguear a gusto. Se encuentra a pocos minutos de la ciudad por lo que es ideal para hacer una mañana elcharco.org.mx

 

3. Las aguas termales

Siguiendo el camino hacia Dolores, hay un montón de aguas termales que invitan a desviarse. Dos buenas opciones son La Gruta (lagrutaspa.com), con muchos espacios al aire libre y amplios jardines o Mayan Baths (themayanbaths.com), cuyas aguas termales privadas se encuentran en interiores y exteriores. Ideal para un día de relajación.

 

4. Tour secreto

Si uno va a la Biblioteca Pública y pregunta por el Tour de Casas Especial es posible que consiga que lo apunten en un recorrido que abre las puertas de las casonas más historicas del pueblo. No hay télefono ni web que valga, hay que ir a apersonarse.

 

5. En plan aventura

Para los que no se imaginan unas vacaciones sin un poco de adrenalina, busquen a Arturo Morales Tirado, Premio Nacional de Aventura y organizador de unos cardíacos recorridos en cuatrimoto. También hay planes de rappel, tirolesa, globos aerostáticos y cabalgatas. La idea es aprovechar los alrededores de San Miguel, espacios naturales ideales para practicar deportes extremos