Cinco etiquetas que te harán amar el vino mexicano

Cinco etiquetas que te harán amar el vino mexicano
Botellas extraordinarias para ocaciones especiales, algunas difíciles de conseguir. ¡Salud!
Junio 5, 14
Fotografías por:

1. Tabla No. 1, Santa Elena, Aguascalientes.

De color profundo, buena acidez y frutalidad explosiva, este vino expresa las características del terroir de donde procede: a 2 000 metros sobre el nivel del mar, el viñedo Santa Elena tiene 30 hectáreas atendidas con cariño, y una bodega que es un placer visitar. 

 

2. Rivero González Blanco, Parras.

Con un color divino, este blanco tiene la particularidad de estar hecho con Cabernet Sauvignon al 100%. Esta uva no se suele usar para hacer vino blanco, simplemente porque es cara y un vino blanco difícilmente se puede vender por más de 200 pesos. Prueba este vino de aroma a manzana verde y cítricos con unos ceviches o unos tacos de langosta.  

 

3. Tierra Adentro Trivarietal 2010, Campo Real, Zacatecas.

Joaquín Madero Tamargo es el enólogo de Tierra Adentro, la vitivinícola más destacada de Zacatecas, y su trabajo está haciendo que los vinos de este estado empiecen a ser notados por todo el país. En este trivarietal de uvas Syrah, Merlot y Tempranillo encontrarás gustos frescos, suaves y afrutados. Es un vino equilibrado, que marida con un espectro amplio de alimentos. 

 

4. Cuna de Tierra Bicentenario 2009, Dolores Hidalgo, Guanajuato.

Este es un vino que se hizo como edición especial para El Palacio de Hierro con motivo del Bicentenario de la Independencia de México. El enólogo Juan Manchón mezcló cuatro variedades (Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Syrah y Merlot) para crear este vino fácil de beber, de cuerpo medio y un color granate intenso, limpio y brillante. 

 

5. Casa Grande Selección de Barricas 2009, Casa Madero, Parras, Coahuila.

El enólogo Francisco Rodríguez es una celebridad en el mundo del vino mexicano. Cuando la industria aún estaba en pañales en México, él ya estaba fabricando excelentes caldos para Casa Madero. En su Selección de Barricas 2009 se lució una vez más. Es un vino oscuro, muy expresivo, que marida sin problemas con mole negro.