La mejor experiencia gastronómica yucateca

La mejor experiencia gastronómica yucateca
Muy cerca de Mérida descubrirás una finca en la que se vive una experiencia gastronómica yucateca sin igual, en un ambiente perfecto para relajarte y olvidar la cotidianidad.   
Septiembre 9, 16
Fotografías por: Cortesía

A 20 minutos del centro de Mérida encontrarás esta discreta propiedad, sobre un camino aledaño a la carretera: la Hacienda Santa Cruz. Al llegar, el amable personal te da la bienvenida como si sólo hubiera esperado por ti, y nadie más, con un coctel refrescante que ofrece un efímero alivio al calor húmedo de esta ciudad. Ya en tu habitación, te fundirás en la cama, que es realmente perfecta.

 

Considerada Patrimonio Cultural del estado de Yucatán, la Hacienda Santa Cruz se fundó en 1640. Lo que hoy es la casa principal, originalmente era un monasterio franciscano que después se transformó en finca, y continuó su expansión hasta convertirse en una próspera hacienda dedicada a cultivar el famoso “oro verde” de Yucatán: el henequén.

 

Hace ocho años comenzó a funcionar como hotel, y después de haber tenido propietarios de todas las nacionalidades, desde franceses hasta estadounidenses, recuperó el contacto con sus raíces gracias a su reciente adquisición por parte de un grupo inversionista mexicano.

 

 

 

 

Equipada con 25 habitaciones y suites, dos albercas, un spa, una divina capilla santificada, un cenote y un restaurante, la hacienda es una especie de minipueblo rodeado de un constante canto de pájaros y una frondosa vegetación. Hay momentos en los que te encontrarás paseando por sus caminos y no verás otra alma, y otros, durante la comida, en los que la charla y los ecos de historias y risas de los invitados llenarán por completo la terraza con un espíritu de convivencia.

 

Si has escuchado que la comida en Yucatán es deliciosa, estás en lo correcto. Parte fundamental de la extraordinaria experiencia de hospedarse en la hacienda tiene que ver con su restaurante, Valentina, dirigido por la chef Margarita Carrillo. Aquí, cada detalle es digno de apreciarse con detenimiento: propone una fusión perfectamente equilibrada de sabores tradicionales y alta gastronomía que te dejarán con el sabor de boca más exquisito de Yucatán.

 

Mientras que la relajación es una forma de vida en la hacienda, la propiedad también es sede de grandes eventos, como bodas, xv años y convenciones. Y muy pronto tendrá un nuevo centro de negocios y una pista de bicicleta de 1.5 kilómetros, para darle al espacio un toque más moderno y extender su discreta presencia en el panorama hotelero del estado y el país.

 

Todo lo que ofrece la Hacienda Santa Cruz converge para crear una rica experiencia de descanso, gastronomía y cultura. Vas a dejar sus tierras con el espíritu yucateco guardado por siempre en un rincón de tu corazón.

 

 

 

 

Por los alrededores

 

A no más de 20 o 40 minutos de la hacienda también hay varias opciones interesantes para visitar. 

 

Hacienda Yaxcopoil: data del siglo xvii y en su apogeo fue una de las más importantes de la región. 

 

Umán: es una ciudad al suroeste de Mérida en la que puedes visitar el exconvento de San Francisco de Asís. La construcción de su campanario jamás se terminó. 

 

Centro Histórico de Mérida: no olvides hacer una parada en los Helados Colón, ubicados en el paseo de Montejo, ¡el de mango es nuestro favorito!