Balenciaga, arquitecto de la moda

Balenciaga, arquitecto de la moda
Un recorrido por el Museo de Arte Moderno con los vestidos y creaciones del diseñador vasco más influyente en la moda del siglo xx. 
Agosto 5, 16
Fotografías por:

El legado de Cristóbal Balenciaga es probablemente, dentro del diseño de modas, el más relevante de la España del siglo xx. Su trayectoria sirve de inspiración a diseñadores influyentes, como Coco Chanel y Christian Dior. De su biografía cabe destacar lo referente a sus orígenes: nacido en el País Vasco, y proveniente de una familia humilde, comenzó a desarrollar una fascinación por la moda al observar los trajes que portaban la Familia Real y los miembros de la alta burguesía que veraneaba en San Sebastián. 

 

Su madre era costurera, por lo que aprendió el oficio desde niño. Luego pasó por los talleres de sastrería de su ciudad hasta que puso el suyo, que fue frecuentado, al poco tiempo de abrir, por los personajes más exigentes de la aristocracia española.

 

 

 

 

Actualmente, por primera vez en América Latina, el Museo de Arte Moderno (MAM) expone una muestra que reúne parte de sus colecciones, con piezas encontradas en México y España. La exhibición es una curaduría de Javier González de Durana, ex director del Museo Cristóbal Balenciaga, creado en 2011.

 

Esta muestra es más que una prueba de la relevancia de sus diseños, sus ideas y creaciones, y de que las prendas de pasarela también pueden ser parte de una sala de museo. “El prestigio queda, la fama es efímera”, solía decir Balenciaga. Él apreciaba el legado cultural y artístico de su país, y en sus diseños manifestó su admiración por Velázquez, Goya y Picasso. 

 

“Un buen modisto debe ser arquitecto para el diseño, escultor para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida”, declaró en una frase que sustenta explícitamente su estilo y forma de trabajo.

 

 

 

    

Balenciaga fue muy crítico con la parte frívola del mundo de la moda. Alejado de los reflectores, trató de regirse por la sencillez en el trato con la gente, así como en el trazo de sus diseños. Además, exigía que en sus talleres se trabajara en silencio.

 

En la exposición del MAM aparece una selección de retratos de mujeres mexicanas pertenecientes a la burguesía de mediados del siglo pasado, y actrices de la talla de Dolores del Río, María Félix y Silvia Pinal, pintadas por artistas nacionales, como Diego Rivera y Clemente Orozco, entre otros. En los cuadros aparecen con prendas diseñadas por el modisto vasco, y en ellos sobresale el vestido por encima del fondo o el rostro humano, quizá comprobando las palabras de Diana Vreeland, a quien Meryl Streep estudió antes de interpretar el personaje de Miranda Priestly en The Devil Wears Prada: “Balenciaga decía que las mujeres no tenían que ser perfectas o bonitas para llevar sus prendas. Cuando vestían su ropa, se volvían hermosas”.

 

 

Hasta el 4 de septiembre.