Carlito Dalceggio llega a Celaya Brothers Gallery

Carlito Dalceggio llega a Celaya Brothers Gallery
El artista canadiense se presenta por primera vez en la Ciudad de México.
Marzo 7, 16
Fotografías por: Paulina Figueroa

Esculturas coloridas, collages tridimensionales y textos espontáneos se apoderan de Celaya Brothers. La exposición de Carlito Dalceggio, titulada “I Do Not Scream For An Audience, I Shout At The Holy”, presenta una serie de obras multidisciplinarias cargadas de simbolismo y experiencias alrededor del mundo. Platicamos al respecto con el artista canadiense.

 

 

¿Nos puedes platicar un poco de ti?

Soy un artista gitano, desde hace 20 años he vivido en muchos lugares: París, Nueva York, Brasil, Indonesia, Tailandia y México. El movimiento es muy importante para mí porque mis creencias se basan en la libertad creativa y personal. No creo que el arte sea un cuadro sobre un muro, sino una manera de cambiar al mundo.

 

 

¿Cómo describirías tu trabajo?

Como un conjunto de visiones imaginarias que buscan la creación de un nuevo mundo a través de los símbolos de diferentes culturas. No creo que exista una separación entre formatos, todo está relacionado, por eso trabajo con pintura, foto, instalación o música al mismo tiempo. Mi proceso creativo se basa en el momento, por eso hay muchas de mis piezas que comprendo años después, o con la ayuda del público.

 

 

¿Recuerdas algún viaje memorable que haya influenciado tu trabajo?

Toda mi vida ha sido un viaje, pero hace un par de años estuve en algunos países budistas y tuve la oportunidad de pintar dentro de un templo. Fue una experiencia única y muy privada.

 

 

¿Cómo llegaste a México?

Conocí México hace mucho tiempo, lo he visitado en varias ocasiones y desde hace dos años tengo un estudio en el centro de la ciudad. Tengo muchas influencias de este país, desde el Día de Muertos hasta la cultura de los huicholes en el desierto. La iconografía de México me parece de las más fuertes en todo el mundo. Eso es muy notorio en esta exposición.

 

 

¿Cómo nace “I Do Not Scream For An Audience, I Shout At The Holy”?

Desarrollé esta idea a lo largo de cuatro años, por lo que incluye piezas que he trabajado en distintos momentos. La exposición fue aterrizando poco a poco hasta que llegué a este espacio, que me pareció ideal para concretar su montaje. El título refleja mi pensamiento. Nunca he pintado por dinero o por atención, más bien para provocar una emoción en el público y transmitir mi pasión por el arte.

 

 

¿Qué sigue?

Estaré un par de meses en Tailandia e Indonesia para desarrollar un proyecto creativo de caligrafía con unos monjes. También estoy desarrollando iniciativas sociales que buscan impulsar la creación artística entre niños de comunidades marginadas. Es algo que he hecho en Brasil durante muchos años y me gustaría replicar en México.

 

 “I Do Not Scream For An Audience, I Shout At The Holy” estará en exhibición hasta el 2 de abril.

 

 

Celaya Brothers Gallery, Mérida 241, Roma, Ciudad de México. celayabrothersgallery.com