Retrospectiva del arquitecto Rafael Moneo en la Ciudad de México

Retrospectiva del arquitecto Rafael Moneo en la Ciudad de México
El Museo de la Ciudad de México exhibe fotos, planos, maquetas y reflexiones de uno de los arquitectos contemporáneos más laureados.
Junio 10, 16
Fotografías por: Museo de la Ciudad de México

Cuando el arquitecto Rafael Moneo recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2012, destacó en su discurso la importancia de entender la forma de cuanto nos rodea, principio que había guiado sus construcciones hasta entonces.

 

Unos años antes, en 1996, Rafael Moneo recibió el Premio Pritzker, comúnmente designado como “el Nobel de la arquitectura”. Estos dos reconocimientos, además de su obra, dan prueba de su relevancia en el mundo de la arquitectura.

 

En sus inicios trabajó con el arquitecto Jørn Utzon, famoso por diseñar la cúpula de la ópera de Sidney. A la par de construcciones como el edificio Urumea en San Sebastián o el Ayuntamiento de Logroño, Moneo –quien ingresó a la Academia, primero en Madrid y luego en Barcelona, pasando por Suiza y Harvard– ha desarrollado una carrera académica y sus aportes en este campo no son escasos.

 

La muestra “Rafael Moneo: una reflexión teórica desde la profesión. Materiales de archivo (1961-2013)” contiene 18 maquetas, 142 fotografías y 98 dibujos y planos de 46 proyectos. El acierto de esta exposición consiste en atender ambas facetas del arquitecto: presenta fotos de sus proyectos acompañadas de las reflexiones que ha compartido en sus clases y en sus escritos.

 

Algunas de las obras más famosas del arquitecto Rafael Moneo –cuyos planos y fotos forman parte de la exposición– son la Nueva Estación de Atocha, en Madrid; el Museo Nacional de Arte Romano, en Mérida, España; L´Illa, en Av. Diagonal, Barcelona; el Kursaal en San Sebastián; la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles; la ampliación del Museo del Prado y la Plaza de Toros de Pamplona.

 

Rafael Moneo: una reflexión teórica desde la profesión. Materiales de archivo (1961-2013), Museo de la Ciudad de México (Pino Suárez 30, Centro). Hasta el 30 de junio.