Los viajes de Tacita Dean

Los viajes de Tacita Dean
Berlín, Madagascar e India son algunos destinos relacionados con el trabajo, la vida y los anhelos de esta artista inglesa que expone en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo.
Noviembre 4, 16
Fotografías por: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo

¿Qué tanto viajas con tu profesión?

Todo el tiempo, por más que trate de evitarlo. Ya no lo hago mucho para vacacionar o dar conferencias; me concentro en los lugares en los que puedo compartir mi trabajo, porque si no es demasiado.

 

¿Qué aprendes de cada viaje?

Me gusta quedarme por un largo tiempo para quitarme la idea de ser turista, así llegué a Berlín, donde vivo desde hace muchos años, y a Los Ángeles, en 2014, donde empecé a desarrollar mi proyecto más reciente, y no me iré por el momento.

 

¿Qué te gusta comprar en los sitios que visitas?

Cuando llego, visito un mercado de pulgas para comprar postales, porque a través de ellas aprendo algo del lugar en el que estoy. De Berlín vi postales y encontré sitios extraños muy significativos. En México encontré imágenes de Veracruz y viajé para buscar esos sitios.

 

 

¿Qué viajes han cambiado tu vida?

Berlín, definitivamente, llegué por una beca en el 2000 y nunca me fui, se volvió en mi casa. Tengo un hijo berlinés y pues eso cambió mi vida. Llegué ahí porque era una ciudad con una historia de división y estaban logrando salir de eso.

 

¿Y los que han influido en tu trabajo?

Los filmes que presento en la exposición del Tamayo fueron producidos durante mis estancias en Madagascar, Oxford, Utah, Nevada, Francia, Kioto, Londres, Nueva York y Budapest. Cada vez que hago algo, profesionalmente, mi vida también cambia.

 

¿Cómo elegiste esos lugares para tu trabajo?

Madagascar fue por el eclipse solar en 2001; a Budapest llegué en un intercambio y a Francia con una residencia de estudiante, siempre tienen algo que ver con mi carrera.

 

¿Cómo afecta tu nacionalidad inglesa en tu trabajo?

Siempre afecta de donde vienes, los artistas trabajan con lo que captan desde su infancia. Mi formación es británica y como europea ahorita estoy obsesionada con el Brexit, me parece terrible, siempre he sentido amor por lo europeo y eso me hace diferente de muchos ingleses en la actualidad.

 

 

¿Te gustan los aviones?

No, los odio, me asusta volar, realmente los odio.

 

¿Qué lugar sueñas conocer?

India, me gustaría ir, pero creo que es difícil porque ahorita no tengo proyectos allá. Cuando creces tienes menos deseos de viajar y abandonar tu comodidad.

 

- Esther González Jacques.