9 lugares para visitar antes de que tengas hijos

9 lugares para visitar antes de que tengas hijos
La majestuosidad de estos sitios los hace ineludibles para un viajero, aunque también demandan esfuerzo físico o tolerar condiciones climáticas inusuales.
Septiembre 12, 16
Fotografías por: Flickr / Moyan Brenn, Pixabay y Creative Commons

Tener hijos cambia la vida significativamente. El escenario se percibe de forma distinta, el “yo” pasa a un segundo plano y compartir tiempo y vivencias con ellos se vuelve lo más importante.

 

Lo anterior, aunque es completamente hermoso, implica también ciertos sacrificios –al menos durante una etapa de la crianza–. Deberás dejar de lado muchas de las actividades que hacías, y si viajar es una de ellas no necesariamente dejarás de hacerlo, pero sí cambiarán los criterios para decidir qué lugares visitarás. La premisa es básica: primero están ellos.

 

Hacemos una lista de sitios fascinantes, que por sus características, parecieran ideal para visitarlos cuando aún no eres padre –o en todo caso esperar a que tus hijos crezcan–:

 

 

Machu Picchu, Perú

 

Estos hermosos vestigios arqueológicos, únicos en el mundo y muestra de la majestuosidad del imperio Inca, se encuentran nada más y nada menos que a 2,490 metros sobre el nivel del mar. Visitar Machu Picchu implica algo de esfuerzo físico. A un adulto, incluso, puede dificultársele la respiración (por ello es común el uso de la hoja de coca). El acceso por carretera es sencillo, aunque desde Aguas Calientes deberás hacer una caminata de unas tres horas, o bien, subir a un tren que hace el mismo tiempo. Es un viaje increíble, pero no del todo cómodo.

 

 

 

 

La Muralla China

 

Catalogada como una de las 7 Maravillas del Mundo, es uno de los patrimonios arquitectónicos más viejos del mundo (comenzó a construirse en el Siglo V a.C). Aunque naturalmente no recorrerás los 21,196 kilómetros de muralla, recorrer el mayor tramo posible te exigirá una agilidad que a veces no puede tenerse cuando se viaja con niños.

 

 

 

 

Nueva Delhi, La India

 

La India es enorme, su misticismo, efervescencia cultural y contrastes son fascinantes. Para visitarla, sin duda el centro de parada principal es Nueva Delhi. Por la cantidad de personas, movimiento, ruido y demás, un viaje familiar, sobre todo con niños pequeños, podría ser bastante complicado.

 

 

 

 

El Transiberiano, Rusia

 

Atravesar la inmensa Rusia, sus bosques y paisajes, en este mítico recorrido en tren toma siete días y atraviesa 8 zonas horarias. Se trata de una experiencia obligada para conocer de la manera más práctica este país cuya cultura está aún impregnada de la vida rural. Se trata del recorrido en tren más largo del mundo.

 

 

 

 

Pirámides de Guiza, Egipto

 

Forman también parte de las 7 Maravillas del Mundo. Cuando se habla del desarrollo de las civilizaciones, la egipcia es quizá la más emblemática de la historia antigua. Se desconoce con exactitud cómo fueron construidas las pirámides, y es, sin duda, uno de los sitios históricos de mayor importancia en el mundo. Por el calor, y por ser un viaje no tan cómodo, te recomendamos visitarlas antes de hacer una familia.

 

 

 

 

Acantilados de Moher, Irlanda

 

Este es uno de los lugares más espectaculares de la Tierra. En Irlanda, en sus verdísimos acantilados donde pueden casi palparse cientos de aves, la usanza es recostarse con la barbilla reposada al término de los mismos, una experiencia tan maravillosa como vertiginosa. La visita con niños puede ser altamente peligrosa.

 

 

 

 

El Gran Cañón, Estados Unidos

 

El paisaje del Parque Nacional del Gran Cañón ofrece una de las estéticas “extraterrestres” más impresionantes del mundo. Fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad en 1979. Grandes Cañones atravesados por el Río Colorado lo hacen un lugar de contemplación donde te sentirás como en la parte más alta del mundo, donde la piedra esculpida es el único protagonista.

 

 

 

 

Islandia y Nueva Zelanda

 

Recorrer ambos países en coche es una de las mejores experiencias de contemplación natural que podrás encontrar. Ambos son países de volcanes, con colores que en ningún otro lado la naturaleza ofrece, montañas, ríos, cascadas, todo en un alucinante viaje hacia la hermosa vida que brota de los climas extremos.