7 consejos de los sobrecargos para viajar en avión

7 consejos de los sobrecargos para viajar en avión
Los sobrecargos son las personas que mayor tiempo pasan en el devenir del cielo y distintos horarios y por ello los mejores consejeros en la materia.
Octubre 25, 16
Fotografías por:

Si existe alguien experto en los viajes en avión, es un sobrecargo. Ellos, quizá como nadie, están permanentemente expuestos a cambios de horario, de alimentación y al famoso jet lag. Por eso conocen a la perfección los trucos, mañas y medidas medidas necesarias para tener un vuelo agradable.

 

 

Internet ha puesto al alcance los consejos de numerosos sobrecargos y te compartimos una selección que podrán servirte:

 

1. Puedes cambiar de asiento si quieres

Muchas personas no lo saben, pero una vez que el avión ha despegado, es posible cambiar de asiento si alguno va vacío; así que no tengas tapujos y pregunta a algún sobrecargo sobre esta posibilidad.

 

2. La temperatura es modificable, si te molesta, pregunta

Existe el mito de que la temperatura al interior del avión depende del ambiente externo pero los pilotos, de hecho pueden controlarlo; así que si sientes que el clima es demasiado frío, solicita que lo modifiquen.

 

3. Si tienes un resfriado usa tapones de oídos

Pocos lo saben, pero los tapones de oídos ayudan a regular la temperatura del cuerpo. Si tienes un resfriado o estás congestionado, usar estos sencillos utensilios podrían mejorar tu salud y propiciarte un vuelo más agradable.

 

4. Cuando llegues ejercítate

Una de las recomendaciones es hacer ejercicio una vez que hayas aterrizado, aunque sea solo por 20 minutos. Esto despertará al cuerpo y la liberación de endorfinas te ayudará a descansar.

 

5. ¡Come nueces de Brasil!

Esta es una verdadera práctica de muchos sobrecargos. Las nueces de Brasil son conocidas por inducir el sueño. Si tienes insomnio luego de un largo vuelo, come algunas antes de dormir, lo anterior evitará también que debas levantarte a mitad de la noche si te da hambre.

 

6. Elige los asientos de atrás (pero no hasta atrás)

Los asientos de la última mitad del avión tienden a ser los mejor atendidos y recibes una atención más personalizada. 

 

7. Si viajaste durante toda la noche, toma una siesta de 3 horas cuando llegues

En lugar de dormir todo lo que puedas una vez llegado a tu destino, o de no dormir hasta que caiga la noche en el lugar, duerme una siesta de 3 horas. Con esto no tendrás sueño durante el resto del día y llegada la noche difícilmente padecerás insomnio. Eso sí, asegúrate de dormir bien la siesta, cierra completamente las cortinas de la habitación y, también, evita prolongarla más de lo indicado.