La transformación del espacio público en la ciudad de México

La transformación del espacio público en la ciudad de México
Intervenciones y proyectos de recuperación que promueven la convivencia en nuestras calles. 
Febrero 1, 16
Fotografías por: Paulina Figueroa / Cortesía Ruta de la Amistad

Alameda Central

Si hubiera que establecer el lugar donde empieza a contarse la historia de los espacios públicos de la ciudad, sería aquí. Este paseo tiene más de 400 años y es el más antiguo de América. Después de pasar por una remodelación importante a lo largo de 2012, volvió a la vida en 2013 tal como lo vemos ahora.

 

Para disfrutar de este espacio es indispensable bajar el ritmo: tomarse el tiempo para sentarse en una banca de herrería del porfiriato, imaginar el Kiosco Morisco que alguna vez estuvo en el lugar que ocupa el Hemiciclo a Juárez y ver los detalles de las esculturas de Mercurio, Neptuno y la fuente de Venus.

 

Del lado sur se encuentra la réplica de la escultura de Jesús Contreras, Malgré Tout (la original está en el MUNAL), mientras que del lado norte (Hidalgo) es indispensable visitar la Plaza de la Santa Veracruz. Ahí se encuentra el Museo Franz Mayer, que en 2016 cumple 30 años y lo celebra —entre otras actividades— con la exposición “Silla mexicana. Diseño e identidad”.

 

Imperdible: ver el mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, en exhibición permanente en el Museo Mural Diego Rivera.

 

Ruta de la Amistad

Durante 20 años, el Patronato Ruta de la Amistad se ha dedicado a la restauración y conservación de este gran corredor escultórico concebido por Mathias Goeritz.

 

La pieza central en su programa de actividades lo ocupa la Torre de los Vientos (la escultura de Uruguay), hoy convertida en un laboratorio de arte contemporáneo donde han montado más de 87 obras.

 

Cada vez que presentan estas intervenciones, el Patronato organiza actividades paralelas en el resto de las esculturas —picnics, pequeños conciertos, ciclos de cine—, con tal de mantener vivo el deseo de Goeritz de sacar el arte a las calles.

 

La pieza que permanecerá hasta marzo en la Torre de los Vientos es Verde, azul, blanco, negro y rojo, del artista francés Jean-Luc Moulène. En abril presentarán Radio mineral CIMV, una intervención sonora en la roca volcánica de la escultura de Italia.

 

Imperdible: la rodada anual, a la que invitan a grupos de ciclistas a pedalear en los alrededores del corredor. Este año se realizará en mayo, con food trucks instalados en las esculturas que mostrarán la gastronomía de cinco países distintos.

 

Glorieta de la Cibeles

La Cibeles fue remodelada bajo un modelo urbano en el que participaron los vecinos y el gobierno. Tras año y medio en obras, reabrió en el verano de 2015 para mostrar su nueva cara. El resultado es un espacio público realmente disfrutable.

 

Ahora tiene intersecciones más seguras, banquetas rehabilitadas en el corredor peatonal sobre avenida Oaxaca —que conecta con la Glorieta de Insurgentes— y áreas verdes en muy buen estado. La Cibeles se convirtió en un estupendo lugar para hacer una pausa en un paseo por la Roma, tomarse un café y ver a la gente pasar.

 

Imperdible: la oferta cultural y gastronómica de los alrededores es inmejorable: ir a comer a Contramar o compartir una pizza en el jardín de Cancino, mientras se disfruta del entorno apacible, son muy buenas opciones.

 

Espacio Escultórico La Fábrica

Esta intervención arquitectónica y escultórica se inauguró en diciembre de 2015 y forma parte de un ambicioso proyecto de rehabilitación de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca. Sí, ésa a la que muchos sólo vamos cuando hay festivales o conciertos.

 

Sobre una plataforma de concreto en rojo y negro están dispuestas las máquinas que alguna vez se destinaron a la producción de armamento. La intervención de Vicente Rojo hace uso de algunas de las formas geométricas básicas —círculos, esferas y cilindros—, que al haber sido pintadas en amarillo, rojo y azul pueden ser identificadas como juguetes urbanos a los que es posible acercarse y tocar. Como parte del conjunto, diseñado por Majac, se instalaron unas plataformas de concreto que la gente usa para descansar o hacer ejercicio.

 

Imperdible: pasear por el pueblo Santa María Magdalena Mixhuca o comer en el restaurante de comida yucateca Xooox Hanal, en la colonia Jardín Balbuena.