Para sentirse como en casa

Para sentirse como en casa
Servicios de hospedaje como Airbnb están revolucionando la experiencia de los viajeros. 
Noviembre 10, 14
Fotografías por: Facebook Airbnb

Airbnb.com

En plan ahorro / de último minuto

¿Quién no ha escuchado de Airbnb? El fenómeno de esta página de internet es mundial y, aunque tiene muchos fans, tiene también muchos detractores —especialmente los gobiernos y los hoteleros— pues aquí, entre el consumidor y el prestador de servicios, las transacciones se quedan en el limbo del internet y no pagan impuestos. Es posible que en un futuro este tipo de actividades terminen siendo reguladas, de una u otra manera, pero mientras eso sucede hay que sacarles provecho.

 

¿Cómo funciona? Debes ingresar a la página, buscar un destino y una fecha; los resultados ofrecen todas las rentas disponibles. Detrás de cada una suele haber personas comunes y corrientes que ponen su casa o su departamento en renta durante los días que salen de la ciudad. Airbnb certifica y regula los intercambios, y Facebook le pone cara a todos los involucrados en la transacción. Incluso se certifican las fotos para estar seguros de que no hay engaños.

 

¿Cómo lo calificamos? En general  funciona muy bien. Los usuarios obtienen reseñas por ser buenos inquilinos o por ofrecer buenas propiedades. Hay opciones para todos los presupuestos y en casi cualquier ciudad. Toma en cuenta que las fotos son siempre desde el mejor ángulo disponible.

 

Onefinestay.com

Vacaciones de larga estancia

Si el plan es irse a pasar diez días a París o quedarse en Londres por tres semanas a tomar un curso, y lo que quieres es sentirte como un local, entonces la mejor opción es One Fine Stay.

Una casa de diseño en Rue des Dames o junto al Canal de Saint-Martin para una escapada romántica, o una casa con jardín en Clerkenwell Road, en Londres, para un viaje con niños. Cada casa y cada departamento tienen carácter, el carácter de sus dueños. Pero la mejor parte es que no sólo obtienes un gran lugar para dormir sino también el servicio de un hotel: tendrás a tu disposición las sábanas, las toallas y las amenidades que encuentras en los baños de cualquier hotel de lujo.

 

¿Cómo funciona? Similar que Airbnb, uno ingresa las fechas y el destino. Por el momento solamente están disponibles rentas en Londres, París, Los Ángeles y Nueva York pero seguramente se ampliarán pronto.

 

¿Cómo lo calificamos? No se trata de ahorrar dinero sino de vivir una experiencia diferente, y no hay nada más original que dormir en una casa cuyo diseño merecería estar en un libro. Además te dan un iPhone con recomendaciones y que puedes usar como teléfono durante tu estancia.

 

 

Boutique-homes.com

El de sueño

Si una casa digna de un libro no es suficiente, ¿cómo te suena un departamento de Le Corbusier en Marsella?

En Boutique Homes las opciones son casas dignas de una revista de arquitectura, desde una casa de Álvaro Siza en Afife, Portugal, hasta la casa Schwartz de Frank Lloyd Wright.

En su mayoría se trata de casas, no departamentos, en muchos destinos secundarios que es donde las personas tienen casas de campo o de fin de semana. Hay muchas opciones de playa y todas son espectaculares. También se puede buscar por sustentabilidad y hasta algunas propiedades históricas.

 

¿Cómo funciona? Por tratarse de propiedades únicas, hay que preguntar individualmente por cada propiedad y esperar a que los dueños respondan. Aquí las opciones de fechas son limitadas y algunas veces hay que reservar con mucha antelación, pero para un fanático de la arquitectura vale la pena.

 

¿Cómo lo calificamos? No es el sistema más práctico en el ramo, pero está bien regulado y ofrece algo que pocos pueden hacer.  Para hospedarte con ellos, necesitas suficiente tiempo para la planeación.