Silencio, es Año Nuevo en Bali
Año nuevo en Bali Fotografía de John Brunton

Silencio, es Año Nuevo en Bali

Que un solo día sin luz eléctrica, comida, viajes ni palabras (que es como los balineses comienzan el año) dé tanto de qué hablar, dice mucho de nuestro modo de vida moderno. Por eso, vale la pena visitar la hermosa isla indonesa justamente cuando eso sucede. Y celebrar como todo mundo en ella.
Por John Brunton | diciembre 2007-enero 2008 | Tags: , , | Discutir este artículo (0 comentarios)
En los últimos veinte años he n los últimos veinte años he visitado Bali muchas veces. Pocos lugares en el mundo se comparan con su interminable procesión de días sagrados, celebraciones en templos, rituales de muerte y cremación, danzas sagradas, ceremonias de boda y carnavales; los balineses encuentran excusas para celebrarlos prácticamente cada semana del año.

Aun así, nunca había estado en el Año Nuevo, un festejo lunar de origen hindú-balinés que cambia de fecha cada año, pero se realiza alrededor de mediados de marzo y se conoce con el nombre de Nyepi. Esperaba una enorme fiesta hedonista. Si bien esta isla siempre depara sorpresas, nada me había preparado para las estrictas reglas que se aplican durante las 24 horas de esa fecha, que también podría llamarse el día de silencio en Bali.

El Nyepi comienza con el amanecer del día de Año Nuevo a eso de las seis de la mañana y dura hasta el amanecer del día siguiente. Hay cuatro reglas en apariencia fáciles que toda la gente en la isla —del lugar y extranjeros— debe seguir:

  • Amati Geni: no usar fuego ni luz (ni electricidad).
  • Amati Karya: no trabajar ni experimentar placeres, incluso hablar, ya que el silencio absoluto es necesario para apreciar plenamente el Nyepi.
  • Amati Lelunganan: no viajar.
  • Amati Lelanguan: no comer ni beber.
En la práctica, esto significa que cada persona está confinada al interior de su casa, por lo que en las calles no transita literalmente ni un alma. La isla entera se cierra por un día y todos los hogares permanecen en silencio y sin una sola luz. El aeropuerto internacional se cierra por completo, mientras que los hospitales operan sólo para emergencias. Sin una sola persona ni coche, un penetrante silencio llena las calles vacías, interrumpido sólo por los ladridos de los perros callejeros.

A los turistas por supuesto les sorprende descubrir que no pueden salir de su hotel en 24 horas —ni los mochileros que vienen a hacer surf en la playa de Kuta ni los millonarios que vienen a poblar hoteles como el Four Seasons o el Oberoi—. Pues esto no puede tomarse a la ligera. Los pecalangs, o guardias de seguridad, patrullan las calles con sus distintivos uniformes negros listos para arrestar a cualquiera que se atreva a romper el toque de queda, e incluso tocan a la puerta de cualquier casa donde se vea luz o se escuche ruido.

Pero me consta cómo los vacacionistas pueden reconciliarse con la idea y disfrutar de esta oportunidad de quedarse a holgazanear en la alberca, relajarse y, sólo si quieren, seguir la sugerencia balinesa de concentrarse en la introspección. Pues para ellos las reglas se ajustan: se les sirve comida preparada el día anterior y en sus cuartos se tolera la utilización del aire acondicionado. Aunque la mayoría de los huéspedes gemían durante las primeras horas, para mí fue uno de los días más perfectos, al final nadie en el hotel se quejó de lo que fue sin lugar a dudas una experiencia única.

La fecha para el Año Nuevo de 2008 ya está calculada: el 7 de marzo. Aunque vivirlo como turista es de por sí inolvidable, resulta mejor saber de antemano lo que esta fecha significa para los habitantes de la isla.

EL NYEPI DE LOS BALINESES

Agung Bagus vive en Ubud, la capital cultural balinesa. Es un próspero hombre de negocios, dueño del hotel Fibra Inn y del Wibawa Spa, explica: “Nyepi es un día de silencio, de introspección. Aquí en Bali tenemos muchos festivales, tiempos de celebración, de ruido, baile, colores, festines y ofrendas a los dioses en los templos. Pero el día más importante del año es el de Nyepi, cuando incluso nuestros sacerdotes se quedan en casa y meditan solos. Yo me encargo de que con mi familia respetemos los cuatro principios de Nyepi. Le puedo asegurar que aquellos que lo observan, que se concentran todo el día en la meditación, encuentran que la recompensa excede los pequeños sacrificios personales. Tengo muchos amigos occidentales que al principio eran escépticos, pero después de invitarlos a mi casa en este día apreciaron muchísimo la experiencia balinesa, lo mismo sucede con los turistas en mi hotel. Primero se sorprenden de que no podrán salir en 24 horas, pero una vez que se les explica de qué se trata todo mundo se interesa y respeta nuestras costumbres”.

Jamie James es un autor estadounidense que ha escrito artículos sobre la región para distintas revistas de viajes. Su último libro, The Snake Charmer, se publicará en la primavera de 2008. Hace cuatro años que vive en Bali, donde tiene un restaurante con su pareja y socio javanés, un diseñador estrafalario conocido como “Bonita”, me cuenta: “Es simple y sencillamente el día menos divertido del año. A menos que te guste sentarte en la oscuridad en silencio total. ¡Y no es mi caso! Por lo general planeo un viaje fuera de Bali en estas fechas pero el año pasado terminé atrapado aquí. Tuve que comprar cobijas para tapar las ventanas, de modo que los vigilantes no me pidieran apagar las luces. Muchos piensan como yo, pero nunca se atreverían a decirlo en voz alta”.

A Rendy Kramer, sus amigos lo conocen como “Bonita”, el nombre de su restaurante. Después de trabajar como diseñador de modas en Jakarta, se mudó a Bali porque para él, “aquí, puedes hacer lo que quieras sin ser rechazado”.

“Soy de sulawesi y soy musulmán, pero soy tolerante; celebro Nyepi porque vivo en Bali. Para mí es algo nuevo, como un respiro de aire fresco, ¡tan divino! El mundo está tan lleno, que ese día de respeto a Nyepi nos devuelve a la naturaleza. Por supuesto cerramos el restaurante y no se me ocurriría salir a la calle, pues los guardias me cogerían y llevarían a la casa. Ni siquiera nos atrevemos a prender la tele o el radio.”

Nacida en Yakarta, Agatha Belinda vive ahora en Bali, donde es la responsable de las relaciones públicas del diseñador de joyería de lujo John Hardy, comenta su experiencia: “Nyepi es para mí una de las bendiciones que se reciben de vivir en Bali. Hace tres años, en mi primer año aquí, pensé que me daría miedo estar encerrada en un sitio sin electricidad ni la posibilidad de ir a ningún lado, así que salí de la isla. Pero el año siguiente decidí quedarme y vivir la experiencia al menos una vez. El problema es que no sabía si hacerlo sola o con amigos. No tenía novio, y aunque me gusta la gente, dado que mi trabajo es de relaciones públicas (me gano la vida hablando) decidí que me caería bien estar sola durante 24 horas.

“La víspera la pasé andando en moto con un amigo y observando el carnaval de Tawuran, una ceremonia de exorcismo que se realiza antes de Año Nuevo. Cada banjar —grupo comunitario balinés— hace un extravagante ogoh-ogoh, un monstruo gigante de bambú y papel maché que representa los demonios de los cuales debemos deshacernos, para competir con los demás. Algunos son muy impresionantes, inmensos, decorados con dispositivos electrónicos, que pueden llegar a costar hasta 20 millones de rupias, ¡y un año de trabajo comunitario para la hechura!

“Los hombres y niños balineses toman turno para cargar y agitar las mojigangas, van acompañados por bailarines tradicionales que interpretan épicas balinesas e hindúes, caminan kilómetros enteros entre las calles y las esquinas, en donde se supone que se reúnen los demonios. La idea es atraer a todos los demonios a la isla con un gran estrépito, después pasar el día tan callados como sea posible y hacerles creer que la isla está desierta para que se sigan de largo y no vuelvan hasta el año siguiente.

“Creo que mi decisión de quedarme sola en la casa ese año fue la correcta. Me di cuenta de que si tengo que estar encerrada en algún lado, prefiero que sea mi propia casa. Incluso fue uno de los momentos más satisfactorios de mi vida. Me dio tiempo para pensar, reflexionar y aclarar mi mente; una oportunidad para apartarme de las imparables distracciones y volver a lo simple. No puedes hacer nada ni siquiera ir a ninguna parte, usar el teléfono, el internet o la televisión. En una era en la cual cualquiera puede localizarte en cualquier momento con sólo presionar un botón, algo tan simple como no estar disponible resulta verdaderamente liberador.

“Este año lo pasé con mi novio y también me gustó mucho. Cuando pasas tantas horas sin parar con una sola persona terminas por conocerla muy bien… Si todo sale bien, ¡es muy buena señal! Nos encantó la experiencia y disfrutamos mucho la tranquilidad. Es raro, ¡ni siquiera los perros ladran en Nyepi!

“Sería maravilloso que hubiese Nyepi en todo el mundo. Que se rotara, o algo parecido, en diferentes países y continentes; además, ¡sería muy bueno para el medio ambiente que nos turnáramos para abandonar nuestros aparatos electrónicos por un día!”

The Legian es uno de los más lujosos y animados hoteles de Bali, situado en plena playa en el elegante barrio de Seminyak. Andreas Herbst, nacido en Alemania, es el gerente general.

“Llegué a Bali hace apenas un año, así que sólo me ha tocado vivir un solo Nyepi, pero he de decir que fue una experiencia excepcional. Sólo se oye el océano, el viento, las palmeras. No hay ningún movimiento que atrape la mirada, que distraiga, eso significa la oportunidad de concentrarse en uno mismo durante un día entero. A pesar de que es increíblemente pacífico, al mismo tiempo se genera mucha energía. No sé, tal vez otros países, o por lo menos otras ciudades, deberían intentar hacer lo mismo. El aeropuerto cerrado, sin tráfico en las calles, Nyepi también es una buena idea desde el punto de vista ambiental. Si todo mundo hiciera esto por un día me puedo imaginar el efecto que tendría sobre el calentamiento global. Incluso, si el encierro total que tenemos aquí en Bali fuera demasiado para la sociedad moderna, se podría simplemente designar un día del año sin electricidad en la casa. El efecto seguiría siendo considerable.

“Respecto al hotel, no tenemos ningún problema con los huéspedes. Algunos días antes les dejamos en sus cuartos una explicación escrita que habla de cómo comportarse, y francamente, a todo mundo le encanta levantarse tarde, pasar el día entre la alberca y el spa. Por supuesto no insistimos en el apagón total que los balineses se imponen a sí mismos, pero en la noche iluminamos el hotel sólo con velas y les damos a los huéspedes la opción de utilizar electricidad en sus cuartos. De hecho, ya tenemos algunas reservaciones para el Nyepi del año próximo.”

A Anak Agung Sri Utari, una de las bailarinas clásicas de legong más famosas de Bali, la conocen sus familiares y amigos simplemente como Sri. Esta joven abuela de 49 años empezó a presentarse en escena a los cuatro y hasta la fecha lo sigue haciendo una vez a la semana. Su primera gira en el extranjero fue en Australia, a los 11 años, y desde entonces se ha presentado de manera regular en Europa, América y Japón. Es también una talentosa música, responsable de fundar la primera orquesta femenina de gamelán, me comparte su experiencia:

Nyepi es el único día del año que no practico danza. Es un día para el descanso y la meditación. Por supuesto, el día anterior preparo las ofrendas de Nyepi que dejaré en el templo, también cocino lo que los niños van a comer, pues durante Nyepi no se puede hacer, además ellos saben de antemano que van a comer frío. No hay una edad fija para iniciarse en Nyepi, pero suele hacerse alrededor de los siete años. A esa edad comencé yo y las cosas no han cambiado mucho desde entonces. Trato de levantarme antes de que salga el sol, a eso de las cinco de la mañana, para comer algo antes de que comience el ayuno. Luego voy al templo en el jardín de mi casa para hacer las ofrendas, trato de pasar el resto del día meditando y rezando por un mejor año.”.

DESPUÉS DEL SILENCIO:
DOS PARADAS PARA COMPRADORES


SABBATHA
Jalan Raya Seminyak 97
T. 62 (361) 73 1756
www.sabbathabali.com

El barrio de Seminyak está repleto de divertidas boutiques, aunque varios de los diseñadores que se han instalado aquí son extranjeros, Sabbatha Roswardi es una de las estrellas del mundo de la moda indonesa gracias a su colección de bolsas y accesorios que, con incrustaciones de gemas, cristales y piedras, son verdaderas obras de arte.

ASIA STYLE
Jalan Raya Kerobokan 3
T. 62 (361) 73 4599

Los lugareños se refieren a Jalan Raya Kerobakan como la “furniture row”, pues en esta calle abundan las tiendas de diseño de interiores y muebles. La dueña de Asia Style, la norteamericana Jane Hawkins, inventó el concepto de “warung chic” en referencia a los coloridos puestos de la zona. Por eso ha abierto una boutique donde se puede conseguir desde un armario hasta un sarong de seda, cucharas de hueso o cojines antiguos bordados.


GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR
Aeroméxico (www.aeromexico.com) vuela desde la Ciudad de México a Tokio y de ahí con Japan Airlines (www.jal.co.jp/en/) se puede llegar a Bali.

CÓMO MOVERSE
La mejor manera de moverse en la isla es en auto. Todas las agencias internacionales tienen sucursales aquí pero, quienes no se sientan seguros de manejar en un país extraño, pueden solicitar los servicios de un chofer por medio de su hotel.

DÓNDE DORMIR


UBUD HANGING GARDENS HOTEL
Desa Buahan, Ubud
T. 62 (361) 98 2700
www.ubudhanginggardens.com
Habitaciones desde 270 dólares.

Ubicado en la parte alta de un arbolado valle tropical, es el mejor lugar para escaparse de todo. Las villas enclavadas en una de las laderas se comunican por un funicular.

THE LEGIAN
Jalan Laksamana,
Seminyak Beach
T. 62 (361) 73 0622
www.ghmhotels.com
Habitaciones desde 450 dólares.

Este sitio transmite la paz que uno jamás se esperaría en los bares, restaurantes y boutiques de Seminyak. Cada cuarto tiene su propio iPod, que los huéspedes pueden utilizar.

BVULGARI BALI
Jalan Goa Lempeh Banjar Dinas Kangin, Uluwatu
T. 62 (361) 847 1000
www.bulgarihotels.com

El segundo hotel de la firma italiana Bvlgari (después del de Milán) es el más reciente resort de lujo en la isla. Alejado de casi todo se encuentra en los acantilados de Uluwatu.

DÓNDE COMER
Ubud siempre ha sido la capital cultural de Bali, con decenas de espectáculos de danza para escoger cada noche y la misma cantidad de estudios de arte y joyería. Pero no siempre ha sido el mejor lugar para comer. Eso está cambiando, gracias a la apertura de nuevos restaurantes, donde chefs creativos han inventado una nueva forma de cocina balinesa de fusión, como en los que se enumeran a continuación.

LAMAK
Monkey Forest Road, Ubud
T. 62 (361) 97 3482
www.kudeta.net
Diario de mediodía hasta
la noche.
Cena completa, sin vinos,
30 dólares por persona.

En este extraordinario local los comensales pueden sentarse al aire libre, en el jardín tropical, puede verse la cocina exterior, o tener una cena romántica en uno de los raros salones con aire acondicionado de Ubud. Las meseras son amabilísimas y el menú tiene cosas como las mollejas con espárragos y salsa de cúrcuma, un caldo de pato infusionado con té ahumado, o una exquisita bouillabaisse balinesa de mariscos a la parrilla servidos en una sopa ácida de carambola y limoncillo.

KU DE TA
Jalan Laksmana 9, Seminyak
T. 62 (361) 73 6969
www.kudeta.net
Abierto para el desayuno, comida, tapas y cena, de
las nueve hasta después
de medianoche.
Comida completa, sin vino, alrededor de 35 dólares.

Éste es más que un bar, un restaurante y el sitio de moda para salir: es simple y sencillamente el fenómeno que transformó Bali. Aunque está abierto todo el día, la gente bonita se da cita aquí principalmente para los tragos del atardecer, mientras escuchan música trance a cargo de los DJ más cool de Asia. Más tarde, Ku De Ta se transforma en un refinado restaurante a cargo del talentoso chef Phillip Davenport.

MOZAIC RESTAURANT
Jalan Raya Sanggingan, Ubud
T. 62 (361) 975768
www.mozaic-bali.com
De martes a sábado
de 18 horas hasta medianoche
Menú de degustación
en 40 dólares.

Los verdaderos gourmets en busca del máximo manjar balinés tienen que reservar una mesa en Mozaic. La cocina del chef franco-americano Chris Salans, es impresionante. Ubicado en las afueras de Ubud, el local sólo abre por las noches y la mayor parte de las mesas en el exterior, en un jardín tropical iluminado a la luz de las velas.
  • Páginas
  • 1
Hyatt

¿Qué hay de nuevo?

Four Seasons a la renta

La recién lanzada página de Four Seasons Vacation Rental te facilita las cosas a la hora de planear una escapada.
24/07/14

La experiencia de viajar cómodos

Tuvimos la suerte de volar en el nuevo avión de Aeromexico, el Dreamliner 787 de Boeing, y nos encantó.
23/07/14

#FlyTheDream

La creme de la creme para los fanáticos de los aviones es la reciente adquisición de Aeroméxico, el último modelo de Boeing, el Dreamliner 787.
17/07/14

  • John Walker & Sons
  • Belmond
  • ILTM Cannes 2014
  • Sheraton María Isabel, Mexico City
  • Virtuoso español