rusia

rusia

La majestuosidad de estos sitios los hace ineludibles para un viajero, aunque también demandan esfuerzo físico o tolerar condiciones climáticas inusuales.

Algunas estaciones de metro son emblemáticas obras de arte que se han convertido en iconos de su ciudad.

Alrededor del planeta existen sitios, creados por el hombre o la naturaleza, destinados a la divinidad y al asombro humano.

Los billetes son, también, pequeños discursos estéticos con los que un país se representa. 

La ciudad de Rimski-Kórsakov y Dostoievski, pero también de Lenin y de Gorkin, enamora con sus ornamentos y sus monoblocks de hormigón.

Hoteles, restaurantes y recomendaciones sobre cómo llegar. 

La más importante: aprender a beber vodka.