Las carreteras musicales de Japón

Las carreteras musicales de Japón
Una sencilla técnica de surcos en el asfalto hará de tu viaje una travesía sonora.
Agosto 16, 16
Fotografías por:

El autobús se dirigía a Hanoke, donde abordaríamos un teleférico para subir a la montaña Komaga-take, el punto más cercano para fotografiar el Monte Fuji.

 

De pronto, el vehículo disminuyó la velocidad, a 45 kilómetros por hora, como después investigué. De inmediato, el guía nos pidió cerrar las ventanas a la mitad y en segundos comenzamos a escuchar una canción que se formaba con el golpe del viento en el vidrio.

 

“Es el himno al Monte Fuji”, dijo el guía, escúchenlo con atención. Podría haber sido cualquier himno, cualquier canción, no importaba, lo relevante era el efecto sonoro que percibíamos.

 

La historia registra a Dinamarca como el primer país que construyó carreteras sonoras, pero los japoneses aprovecharon el invento y lo explotaron en 2007, cuando bastantes vías rápidas del país adoptaron el método: hacer surcos en el asfalto con intervalos específicos para lograr una especie de vibración que produce el sonido. Los 45 kilómetros por hora son la clave.

 

Al ingeniero Shizuo Shinoda se le atribuye la primera carretera en Japón, que desencadenó en decenas de rutas más, que han llamado la atención del turismo, cuando en realidad, el objetivo principal de este proyecto es hacer que los conductores cansados se distraigan y no se duerman.

 

Los temas son tan variados que, por ejemplo, en la Carretera Nacional 252, con dirección a Hayato Ōhashi, puede escucharse Country Road, canción que aparece en la película de anime Susurros del Corazón. En la región de Gunma, en la Carretera Nacional 33, se oyen las notas de Shibukawa Matsuida, y en la Nacional 353, el tema Itsumo Nandodemo, de la banda sonora de El Viaje de Chihiro y así, infinidad de ritmos. Acá un ejemplo: Carreteras musicales.