India for dummies

India for dummies
Sacarle todo el provecho a un primer viaje a la India tiene sus trucos. 

Es difícil de explicar, la India es un lugar fascinante, sorprendente, increíblemente hermoso pero también increíblemente caótico, desordenado y muchas veces sucio e intimidante. Muchos viajeros van una vez y no regresan, porque es demasiado que digerir. Por eso, siete claves sencillas ayudan a que un primer viaje a la India sea super placentero y te deje con ganas de volver, y volver, y volver (y descubrir más de este espectacular destino).

 

1. No lo hagas solo, busca a un experto. La primera vez que fui a la India, Abercrombie & Kent me ayudó a organizar un itinerario y luego me llevó de la mano. Nunca tuve que preocuparme por nada, más allá de estar lista a tiempo en la mañana y de las enchiladas que sabía que iba a ponerme con cada comida (en México no comemos nada picante comparado con esto).

 

2. No intentes abarcarlo todo. La India es uno de los países más grandes y complejos del mundo, en realidad, debería considerarse un continente en sí mismo. Piensa que ya habrá otra oportunidad de volver y para tu primer viaje limítate, por ejemplo, a Rajastán o Uttar Praesh. Un recorrido por Jaipur, Udaipur, Agra y Nueva Delhi es ideal para unos 15 días.

 

3. Quédate en un buen hotel. India tiene algunos de los mejores del mundo. Si no nos crees, sólo hace falta dormir una noche en el Oberoi de Udaipur para entenderlo. He dormido en muchos hoteles en el mundo y este es definitivamente uno de los más hermosos. Con vistas al lago, increíbles jardines, una terraza con alberca privada en cada cuarto y una decoración que te hace sentir en un cuento de hadas.

 

4. Completa la experiencia hotelera durmiendo en Oberoi Rajvilas en Jaipur y Oberoi Amarvilas en Agra (con las más espectaculares vistas del Taj Mahal). En Nueva Delhi, duerme en The Imperial —después de un día recorriendo Old Delhi no podrás creer el olor de este paraíso.

 

5. A la hora de comprar tienes dos opciones: aceptas regatear, y lo disfrutas, o simplemente no compres más que en locales formales. Si no puedes con el concepto del regateo pero sí quieres artesanías, pregunta en Delhi por Central Cottage Industries Emporium, una versión similar a Fonart.

 

6. No le tengas miedo a la comida, disfrútala, enchílate pero también ten muy claro que eventualmente vas a enfermarte. Es mejor ir preparado (con todo tu botiquín). Recuerda también que en India la mayoría de la población es vegetariana, así que si eres muy carnívoro planea algunas cenas en el hotel.

India for dummies
Sacarle todo el provecho a un primer viaje a la India tiene sus trucos. 
Febrero 27, 15
Fotografías por: Travesías Media

Es difícil de explicar, la India es un lugar fascinante, sorprendente, increíblemente hermoso pero también increíblemente caótico, desordenado y muchas veces sucio e intimidante. Muchos viajeros van una vez y no regresan, porque es demasiado que digerir. Por eso, siete claves sencillas ayudan a que un primer viaje a la India sea super placentero y te deje con ganas de volver, y volver, y volver (y descubrir más de este espectacular destino).

 

1. No lo hagas solo, busca a un experto. La primera vez que fui a la India, Abercrombie & Kent me ayudó a organizar un itinerario y luego me llevó de la mano. Nunca tuve que preocuparme por nada, más allá de estar lista a tiempo en la mañana y de las enchiladas que sabía que iba a ponerme con cada comida (en México no comemos nada picante comparado con esto).

 

2. No intentes abarcarlo todo. La India es uno de los países más grandes y complejos del mundo, en realidad, debería considerarse un continente en sí mismo. Piensa que ya habrá otra oportunidad de volver y para tu primer viaje limítate, por ejemplo, a Rajastán o Uttar Praesh. Un recorrido por Jaipur, Udaipur, Agra y Nueva Delhi es ideal para unos 15 días.

 

3. Quédate en un buen hotel. India tiene algunos de los mejores del mundo. Si no nos crees, sólo hace falta dormir una noche en el Oberoi de Udaipur para entenderlo. He dormido en muchos hoteles en el mundo y este es definitivamente uno de los más hermosos. Con vistas al lago, increíbles jardines, una terraza con alberca privada en cada cuarto y una decoración que te hace sentir en un cuento de hadas.

 

4. Completa la experiencia hotelera durmiendo en Oberoi Rajvilas en Jaipur y Oberoi Amarvilas en Agra (con las más espectaculares vistas del Taj Mahal). En Nueva Delhi, duerme en The Imperial —después de un día recorriendo Old Delhi no podrás creer el olor de este paraíso.

 

5. A la hora de comprar tienes dos opciones: aceptas regatear, y lo disfrutas, o simplemente no compres más que en locales formales. Si no puedes con el concepto del regateo pero sí quieres artesanías, pregunta en Delhi por Central Cottage Industries Emporium, una versión similar a Fonart.

 

6. No le tengas miedo a la comida, disfrútala, enchílate pero también ten muy claro que eventualmente vas a enfermarte. Es mejor ir preparado (con todo tu botiquín). Recuerda también que en India la mayoría de la población es vegetariana, así que si eres muy carnívoro planea algunas cenas en el hotel.