¿Cómo acabar con la violencia?

¿Cómo acabar con la violencia?
La guerra, para desgracia de la humanidad, ha sido una constante en la historia. Sin embargo, su contraparte, también es visible. Un recorrido de esta situación desde la historia del arte. 
Agosto 30, 16
Fotografías por: dss2016

 

Este año San Sebastián es la capital europea de la cultura. Una de las exposiciones más ambiciosas es 1516-2016. Tratado de Paz, que involucra a más de 21 museos internacionales. Ésta consiste en un recorrido de 500 años por la historia del arte, con trabajos de reconocidos artistas (de Ribera a Kokoschka), en donde se exploran distintos momentos bélicos y las soluciones o los acuerdos a los que llegaron para que hubiera un cese a la violencia.

 

 

 

 

La mayoría de las pinturas están repartidas entre dos museos, ambos en el País Vasco: el Museo San Telmo (San Telmo Museoa) y el Koldo Mitxelena Kulturunea; las obras provienen de 21 museos distintos, como el Louvre, el Pompidou, El Prado o el Reino Sofía. Además, Tratado de paz cuenta también con intervenciones a monumentos hechas por artistas contemporáneos, y casos de estudio, donde además de pinturas correspondientes a un periodo darán charlas y conferencias al respecto.

 

 

 

 

Entre las pinturas más destacadas de la exposición central se encuentran las siguientes: Cabeza llorando y Cabeza de mujer llorando con pañuelo, de Picasso, Combate de mujeres, de José de Ribera, Muchachos jugando a soldados, de Francisco de Goya y Hércules lucha con el león, de Zurbarán.

 

Otras obras que sobresalen son La caída de Barcelona, de Le Corbusier, y Pomozte baskickym detem! (¡Ayuda a los niños vascos!), de Oskar Kokoschka. Este cartel es de particular interés, y completamente ligado al tema: fue pintado en 1937 por el artista austriaco y era para fomentar la acogida de niños vascos en Bohemia, víctimas de la barbarie en Guernika. Kokoschka cuenta que el cartel era arrancado por los agentes oficiales, pero activistas afines a la iniciativa volvían a pegarlo por las noches.

 

 

 

 

De manera general, algunos de los periodos bélicos en exposición que culminaron pacíficamente van desde el tratado de los Pirineos en el siglo XVII, hasta el abrazo de Bergara, que supuso el fin de la guerra carlista en el siglo XIX, sin olvidar la guerra civil española y el bombardeo a Guernika. El conflicto más reciente que se aborda es el terrorismo de ETA y su influencia en el arte, considerando el "cese definitivo de la actividad armada" en 2011.