Cinco espacios donostiarras

Cinco espacios donostiarras
Paradas imperdibles y referentes locales en San Sebastián. 
Octubre 21, 15
Fotografías por: Markel Redondo y Cortesía

1. Un Hotel

Villa Soro es lo más cercano a hospedarse con un amigo (de familia rica). Un lugar acogedor, cómodo y agradable donde se siente uno en casa. Está en una villa de fines del siglo xix rehabilitada y considerada patrimonio histórico de San Sebastián. Sus 25 habitaciones están distribuidas entre el edificio principal y el anexo, y las antiguas caballerizas. Los desayunos son absolutamente deliciosos y se puede tomar la copa en la biblioteca de la casa.

 

 

2. Una pastelería

La Pastelería Otaegui, fundada en 1886 por Pedro Otaegui, es un clásico de la ciudad y continúa siendo la favorita de los donostiarras. El secreto de su éxito está en mantener las recetas tradicionales preparadas con los mejores ingredientes y el mayor esmero. Entre las especialidades cabe destacar los turrones artesanales, las bombas de crema, los huesos de santo y el famoso pastel vasco.

 

 

3. Un museo al aire libre

El Peine del Viento xv, la obra más emblemática de Eduardo Chillida, es un conjunto de esculturas de acero incrustadas sobre las rocas que desafían la fuerzas de la naturaleza, sobre todo cuando hay marea alta y el mar está embravecido. Está situada en un lugar privilegiado donde parece que el horizonte, las olas y el mar se fusionan con el arte. Un imperdible de San Sebastián.

 

 

4. Un mercado

El Mercado de la Bretxa,construido en 1870, está ocupado actualmente por un centro comercial, pero en el sótano continúa el mercado de toda la vida, que es un verdadero espectáculo por los productos de primera calidad que se ofrecen y la forma de exhibirlos. Aquí es posible encontrar todos los ingredientes de la gastronomía vasca. Es especialmente divertido ver las pescaderías con una enorme variedad de pescados y mariscos fresquísimos y comprar en los puestos de embutidos y quesos.

 

 

5. Una tienda

En plena Plaza de la Constitución, Alboka es una tienda de artesanías vascas muy especial. Maite selecciona cuidadosamente lo que vende, buscando originalidad y calidad. Se puede comprar desde manteles y delantales típicos, hasta camisas, suéteres, boinas y alpargatas. También hay unos títeres encantadores que representan diferentes oficios, objetos en madera tallada y hasta cerámica y joyería.