Paprika: la ruta de las especias

Paprika: la ruta de las especias
Sabores que se encuentran en el camino entre el mar Arábigo, el golfo Pérsico, parte del Mediterráneo y hasta el estrecho de Gibraltar. 

A Josefina Santacruz se le ve con más frecuencia recorriendo las mesas de Paprika, su nuevo restaurante en la Juárez, que en la cocina. Los visitantes la llaman casi todo el tiempo para que les explique las preparaciones, ingredientes y en qué se inspira para hacerlo. Y ella, encantada.

 

“Nuestra cocina de especias abarca sabores de Argelia, Irán, India, Israel, Egipto, Líbano y Marruecos, entre otros. Los platillos no son tradicionales, sino combinaciones que al probarlas nos mandan a otra parte del mundo”, cuenta la chef.

Para brindar una experiencia casual, el menú fue diseñado bajo el concepto otomano mezze, con platillos al centro que se comparten, lo que evita que se sientan los tiempos de manera estricta y así la comida fluya sin pausas.

 

Los muros de ladrillo añaden cierta informalidad pero no dejan a un lado el buen gusto, de acuerdo con Walter Meyenberg, su socio. Los colores cálidos, decoración con objetos de medio oriente y ambiente relajado, invitan a pasar horas de pláticas, cómodos y en confianza.

 

Cordero, lentejas, cous cous, res y arándanos; ingredientes que encuentran equilibrio con  cardamomo, cúrcuma, azafrán y canela (cuyos botes traslúcidos adornan la barra al fondo del restaurante) y llenan la boca de sabores ajenos a este hemisferio.

 

Ya quedó claro que si algo no puede faltar aquí son las especias, y, desde luego, las bebidas también dan cuenta de ello. La coctelería, con y sin alcohol, marida ingeniosamente con los platillos, sin robar protagonismo en la mesa. Hay que aprovechar que –al menos hasta ahora– una visita entre semana no precisa reservación.

 

Qué probar en Paprika

 

Se pide de todo y para todos: entradas, platos fuertes, ensaladas y postres. La cuenta promedio por persona es de 300 pesos, con una bebida incluida.

 

Lentejas al curry

Aunque la sfija de res y cordero a la plancha es muy popular, las opciones vegetarianas como las lentejas al curry, la berenjena con paprika y trigo o los hongos marroquíes no se quedan atrás.

 

 

Kibbeh de salmón

Hasta los libaneses más puristas deben probar las innovaciones de Josefina, como el kibbeh de salmón, que ofrece un toque fresco al tradicional platillo.

 

Cocteles vírgenes

No descarten los cocteles vírgenes que a cada trago revelan especias, como el Agra, con Calpis, cardamomo, canela y agua natural o mineral.

 

Paprika. Marsella 61, Juárez, T. (55) 5533 0303, martes a domingo de 14 a 23 horas. 

Paprika: la ruta de las especias
Sabores que se encuentran en el camino entre el mar Arábigo, el golfo Pérsico, parte del Mediterráneo y hasta el estrecho de Gibraltar. 
Enero 23, 15
Fotografías por: Diego Berruecos

A Josefina Santacruz se le ve con más frecuencia recorriendo las mesas de Paprika, su nuevo restaurante en la Juárez, que en la cocina. Los visitantes la llaman casi todo el tiempo para que les explique las preparaciones, ingredientes y en qué se inspira para hacerlo. Y ella, encantada.

 

“Nuestra cocina de especias abarca sabores de Argelia, Irán, India, Israel, Egipto, Líbano y Marruecos, entre otros. Los platillos no son tradicionales, sino combinaciones que al probarlas nos mandan a otra parte del mundo”, cuenta la chef.

Para brindar una experiencia casual, el menú fue diseñado bajo el concepto otomano mezze, con platillos al centro que se comparten, lo que evita que se sientan los tiempos de manera estricta y así la comida fluya sin pausas.

 

Los muros de ladrillo añaden cierta informalidad pero no dejan a un lado el buen gusto, de acuerdo con Walter Meyenberg, su socio. Los colores cálidos, decoración con objetos de medio oriente y ambiente relajado, invitan a pasar horas de pláticas, cómodos y en confianza.

 

Cordero, lentejas, cous cous, res y arándanos; ingredientes que encuentran equilibrio con  cardamomo, cúrcuma, azafrán y canela (cuyos botes traslúcidos adornan la barra al fondo del restaurante) y llenan la boca de sabores ajenos a este hemisferio.

 

Ya quedó claro que si algo no puede faltar aquí son las especias, y, desde luego, las bebidas también dan cuenta de ello. La coctelería, con y sin alcohol, marida ingeniosamente con los platillos, sin robar protagonismo en la mesa. Hay que aprovechar que –al menos hasta ahora– una visita entre semana no precisa reservación.

 

Qué probar en Paprika

 

Se pide de todo y para todos: entradas, platos fuertes, ensaladas y postres. La cuenta promedio por persona es de 300 pesos, con una bebida incluida.

 

Lentejas al curry

Aunque la sfija de res y cordero a la plancha es muy popular, las opciones vegetarianas como las lentejas al curry, la berenjena con paprika y trigo o los hongos marroquíes no se quedan atrás.

 

 

Kibbeh de salmón

Hasta los libaneses más puristas deben probar las innovaciones de Josefina, como el kibbeh de salmón, que ofrece un toque fresco al tradicional platillo.

 

Cocteles vírgenes

No descarten los cocteles vírgenes que a cada trago revelan especias, como el Agra, con Calpis, cardamomo, canela y agua natural o mineral.

 

Paprika. Marsella 61, Juárez, T. (55) 5533 0303, martes a domingo de 14 a 23 horas.