48 horas de baile en la Ciudad de México

48 horas de baile en la Ciudad de México
Redescubre espacios con este pequeño curso intensivo de danzón, cumbia, salsa, tango y hasta un poco de rock. 

Día uno

 

Mañana tradicional

Danzón en la Ciudadela

Llegó el momento de bolear muy bien los zapatos bicolor. La cita es cada sábado a partir de las 11:00 de la mañana a un lado de la estatua de José María Morelos, mejor conocida como Plaza de la Ciudadela, donde decenas de parejas —sobre todo de la tercera edad— acuden con sus mejores galas a practicar los más de mil pasos que existen en el danzón: desde el “columpio” hasta el “paseo”. Un verdadero espectáculo donde, en ocasiones, hay música en vivo. Para los menos diestros: distintos maestros ofrecen clases por entre 20 y 50 pesos. Emilio Dondé y Enrico Martínez, Centro. 

 

Tarde internacional

La Bodeguita del Medio

Una reconfortante tarde para nostálgicos de Cuba. Un mojito, sones en vivo, improvisados bailes entre los muros pintarrajeados, disfrutar la comida criolla (pollo con arroz blanco, plátanos fritos y frijoles, todo con un toque dulzón), fumar un habano, tomarse una foto con la charola amarilla... suena a cliché, pero es la experiencia tanto aquí como en la primera Bodeguita de La Habana Vieja, a la que hicieron famosa sus célebres visitantes, como Hemingway o Agustín Lara. Cozumel 37, T. 5553 0411. 

 

Noche rockera

 

Imperial

Bandas tributo, emergentes y nombres consagrados del rock adornan la marquesina y toman el escenario durante la semana, así que todos los días son de fiesta en este infalible lugar de iluminación rojiza y decoración teatral, ideal.Aquí no hay distinción ni influencias, sólo llegas, esperas tu turno, pagas el cover y estás listo para disfrutar de la pista con una cerveza en mano. Si te cansas de tanto baile, está la opción de subir al segundo piso mientras el DJ en turno se apodera del Room. Álvaro Obregón 293, T. 5525 1115. 

 

Día dos

 

Tarde de tango, mezcal y cumbia

Milonga en el Parque México

Con el fin de promover la cultura del tango, desde hace varios años algunas personas se reúnen en distintos puntos de la ciudad: uno de ellos, el Parque México. Los domingos puedes tomar clases de las 16:00 a las 17:00 horas y quedarte a improvisar hasta que llegue la noche. ¿Cómo saber si te están invitando a bailar? La tradición es que el hombre, a la distancia, mira a una mujer, la elegida, y “la cabecea”, es decir: gira la cabeza de lado para señalarle la pista de baile. Ella puede aceptar o mirar hacia otro lado y hacerse la desentendida. Avenida México S/N

 

La Mil Amores

Aquí sí que hay dos requisitos indispensables para entrar: tener un gran amor por el mezcal y querer bailar mucha cumbia. La presentación de la bebida es lo de menos: mojitos, margaritas o cerveza maridada con mezcal. A todo esto se suma buena comida (pizzas de huitlacoche o de chilaquiles, tostadas de tinga de jamaica, tlayudas) y música en un ambiente relajado como para ir con muchos amigos y pasarla bien. Yucatán 34, T. 6378 9010.

 

Noche tropical

Salón de baile Los Ángeles

Quien no conoce Los Ángeles no conoce México, dice su eslogan. Con 80 años de existencia, esta vieja pista es un lugar icónico (y una postal clásica) del baile de salón. Aunque hay quien dice que su mejor momento fue en la época de oro del cine nacional, con visitas recurrentes de Cantinflas, Tin Tan y María Félix,  la verdad es que se mantiene más que vigente. Todavía puedes encontrar originales personajes vestidos de pachucos y rumberas mientras te esfuerzas por dar una actuación decente al ritmo de la salsa, merengue o danzón. Calle de Lerdo 206, T. 5597 5181.

48 horas de baile en la Ciudad de México
Redescubre espacios con este pequeño curso intensivo de danzón, cumbia, salsa, tango y hasta un poco de rock. 
Marzo 26, 16
Fotografías por: Diego Berruecos

Día uno

 

Mañana tradicional

Danzón en la Ciudadela

Llegó el momento de bolear muy bien los zapatos bicolor. La cita es cada sábado a partir de las 11:00 de la mañana a un lado de la estatua de José María Morelos, mejor conocida como Plaza de la Ciudadela, donde decenas de parejas —sobre todo de la tercera edad— acuden con sus mejores galas a practicar los más de mil pasos que existen en el danzón: desde el “columpio” hasta el “paseo”. Un verdadero espectáculo donde, en ocasiones, hay música en vivo. Para los menos diestros: distintos maestros ofrecen clases por entre 20 y 50 pesos. Emilio Dondé y Enrico Martínez, Centro. 

 

Tarde internacional

La Bodeguita del Medio

Una reconfortante tarde para nostálgicos de Cuba. Un mojito, sones en vivo, improvisados bailes entre los muros pintarrajeados, disfrutar la comida criolla (pollo con arroz blanco, plátanos fritos y frijoles, todo con un toque dulzón), fumar un habano, tomarse una foto con la charola amarilla... suena a cliché, pero es la experiencia tanto aquí como en la primera Bodeguita de La Habana Vieja, a la que hicieron famosa sus célebres visitantes, como Hemingway o Agustín Lara. Cozumel 37, T. 5553 0411. 

 

Noche rockera

 

Imperial

Bandas tributo, emergentes y nombres consagrados del rock adornan la marquesina y toman el escenario durante la semana, así que todos los días son de fiesta en este infalible lugar de iluminación rojiza y decoración teatral, ideal.Aquí no hay distinción ni influencias, sólo llegas, esperas tu turno, pagas el cover y estás listo para disfrutar de la pista con una cerveza en mano. Si te cansas de tanto baile, está la opción de subir al segundo piso mientras el DJ en turno se apodera del Room. Álvaro Obregón 293, T. 5525 1115. 

 

Día dos

 

Tarde de tango, mezcal y cumbia

Milonga en el Parque México

Con el fin de promover la cultura del tango, desde hace varios años algunas personas se reúnen en distintos puntos de la ciudad: uno de ellos, el Parque México. Los domingos puedes tomar clases de las 16:00 a las 17:00 horas y quedarte a improvisar hasta que llegue la noche. ¿Cómo saber si te están invitando a bailar? La tradición es que el hombre, a la distancia, mira a una mujer, la elegida, y “la cabecea”, es decir: gira la cabeza de lado para señalarle la pista de baile. Ella puede aceptar o mirar hacia otro lado y hacerse la desentendida. Avenida México S/N

 

La Mil Amores

Aquí sí que hay dos requisitos indispensables para entrar: tener un gran amor por el mezcal y querer bailar mucha cumbia. La presentación de la bebida es lo de menos: mojitos, margaritas o cerveza maridada con mezcal. A todo esto se suma buena comida (pizzas de huitlacoche o de chilaquiles, tostadas de tinga de jamaica, tlayudas) y música en un ambiente relajado como para ir con muchos amigos y pasarla bien. Yucatán 34, T. 6378 9010.

 

Noche tropical

Salón de baile Los Ángeles

Quien no conoce Los Ángeles no conoce México, dice su eslogan. Con 80 años de existencia, esta vieja pista es un lugar icónico (y una postal clásica) del baile de salón. Aunque hay quien dice que su mejor momento fue en la época de oro del cine nacional, con visitas recurrentes de Cantinflas, Tin Tan y María Félix,  la verdad es que se mantiene más que vigente. Todavía puedes encontrar originales personajes vestidos de pachucos y rumberas mientras te esfuerzas por dar una actuación decente al ritmo de la salsa, merengue o danzón. Calle de Lerdo 206, T. 5597 5181.