MEX-YVR

MEX-YVR
¿Qué es lo que más nos gusta de los aeropuertos de la Costa Oeste? Que son puertas que abren hacia oriente.

Vancouver International Airport, no es la excepción: de Canadá a Asia sin escala. 

 

Al otro lado del Pacífico

La mayoría de los viajeros que llegan a este aeropuerto para hacer conexión, se dirigen al otro lado del océano. Ningún otro hub del país tiene más vuelos transpacíficos. Más de 100 destinos que incluyen Shanghai, Beijing, Taipei, Tokio, Seúl y Hong Kong.

 

British Columbia, en miniatura

Las áreas de tránsito y de espera fueron diseñadas con la intención de transmitir a los viajeros algo del espíritu natural de la región. Hay cascadas, plantas y hasta una colección de arte nativo. El resultado es que este aeropuerto se siente abierto y lleno de luz.

 

El lado oscuro

Hay una gran desventaja. Por el momento, los mexicanos no pueden entrar a Canadá sin visa, incluso en tránsito. Es importante aclarar con la embajada antes de salir, pues muchos factores, incluso el país de destino final, pueden influir en la visa que debe solicitarse.

 

El lado bueno

YVR es un aeropuerto eficiente y de espacios amplios. Hay una gran colección de arte y jardines, una zona para los que disfrutan de ver aviones e incluso un acuario. (Más de 5 mil peces y criaturas marinas viven en los 144 mil litros de agua que conforman el acuario de YVR).

 

Datos duros:

120 conexiones

3 pistas

17,6 millones de pasajeros

Más información sobre el aeropuerto en yvr.ca

 

Aviación sustentable

Posiblemente algunos de los rasgos más distintivos de YVR sean sus iniciativas ecológicas y de sustentabilidad. Desde el 2003, por ejemplo, las terminales nacionales e internacionales utilizan celdas solares para calentar el agua. Otros programas de la autoridad local incluyen la implementación de taxis híbridos, el comité de reducción de energía (que ha logrado ahorrar más de cinco millones de dólares), el jardín vertical más grande del continente y un programa de reciclaje que cada año junta más de un millón de kilos de materiales, lo que equivale al peso de siete jumbos 747.

MEX-YVR
¿Qué es lo que más nos gusta de los aeropuertos de la Costa Oeste? Que son puertas que abren hacia oriente.
Septiembre 5, 14
Fotografías por:

Vancouver International Airport, no es la excepción: de Canadá a Asia sin escala. 

 

Al otro lado del Pacífico

La mayoría de los viajeros que llegan a este aeropuerto para hacer conexión, se dirigen al otro lado del océano. Ningún otro hub del país tiene más vuelos transpacíficos. Más de 100 destinos que incluyen Shanghai, Beijing, Taipei, Tokio, Seúl y Hong Kong.

 

British Columbia, en miniatura

Las áreas de tránsito y de espera fueron diseñadas con la intención de transmitir a los viajeros algo del espíritu natural de la región. Hay cascadas, plantas y hasta una colección de arte nativo. El resultado es que este aeropuerto se siente abierto y lleno de luz.

 

El lado oscuro

Hay una gran desventaja. Por el momento, los mexicanos no pueden entrar a Canadá sin visa, incluso en tránsito. Es importante aclarar con la embajada antes de salir, pues muchos factores, incluso el país de destino final, pueden influir en la visa que debe solicitarse.

 

El lado bueno

YVR es un aeropuerto eficiente y de espacios amplios. Hay una gran colección de arte y jardines, una zona para los que disfrutan de ver aviones e incluso un acuario. (Más de 5 mil peces y criaturas marinas viven en los 144 mil litros de agua que conforman el acuario de YVR).

 

Datos duros:

  • 120 conexiones

  • 3 pistas

  • 17,6 millones de pasajeros

  • Más información sobre el aeropuerto en yvr.ca

 

Aviación sustentable

Posiblemente algunos de los rasgos más distintivos de YVR sean sus iniciativas ecológicas y de sustentabilidad. Desde el 2003, por ejemplo, las terminales nacionales e internacionales utilizan celdas solares para calentar el agua. Otros programas de la autoridad local incluyen la implementación de taxis híbridos, el comité de reducción de energía (que ha logrado ahorrar más de cinco millones de dólares), el jardín vertical más grande del continente y un programa de reciclaje que cada año junta más de un millón de kilos de materiales, lo que equivale al peso de siete jumbos 747.