Paraíso californiano - Carmel by the Sea

Paraíso californiano - Carmel by the Sea
Una pequeña localidad en California que parece el paraíso para quienes han llegado a habitarla.
Noviembre 4, 16
Fotografías por: Felipe Luna

Una pequeña localidad en California que parece el paraíso para quienes han llegado a habitarla.

 

Carmel by the Sea, en Monterrey, California, es uno de esos pedacitos de planeta a los que la gente se muda para vivir en paz, o al menos así lo confiesa cada una de las personas con las que platicas en este lugar.

 

Tal vez se deba a que la localidad entera, que mide un kilómetro cuadrado, se refugia bajo enormes copas de árboles que le dan un clima templado perfecto todo el año, o quizás a su playa de arena blanca y fina ubicada al final de la calle principal, o a sus pequeñas casas que imitan chalets suizos, o a que sólo tiene 3 900 pobladores que buscan vivir en armonía.

 

Pocos utilizan un vehículo, y aprovechan para caminar entre pequeños centros comerciales, galerías de arte, tiendas de diseño, restaurantes de propuestas gastronómicas innovadoras y salones que ofrecen catas de vino ―la principal actividad turística de la ciudad.

 

 

El origen de los tiempos

Visitar un salón de cata de vinos o dos, o tres, o hasta 15 (que son los que hay) es una de las actividades que atrae viajeros a Carmel by the Sea. Nos recomendaron visitar el de Galante y preguntar por Jack, él tendría una buena historia qué contar.

 

Cuando llegamos, Jack no tardó ni 15 minutos en aparecer, ¿qué tenía que contarnos? Su tatarabuelo fundó Carmel hace 100 años.

 

Primero, dijo Jack, empezó a acudir con su esposa a la playa de la zona porque era un oasis apartado del ruido, perfecto para un sábado o domingo por la mañana. Un día, la tatarabuela comentó que sería buena idea crear una localidad en ese punto con tan buen clima, y por increíble que sonara el plan, el esposo le cumplió el deseo. Así que construyeron su casa y comenzaron a invitar a gente que quisiera habitar ese paraíso. Los Galante comenzaron a cosechar rosas, y con el tiempo decidieron hacer un viñedo. Fue así como obtuvieron la primera producción de la región y también el primer wine tasting room de Carmel.

 

Son ya cinco generaciones en esta familia y en la actualidad la esposa de Jack, Dawn, también tiene su propia línea de vinos, con los nombres de sus hijas. Un porcentaje de las ganancias se dona a diversas organizaciones que trabajan en favor de los niños y mujeres de escasos recursos en el mundo.

 

A la historia de los Galante se une la de Alan Silvestri, un compositor de música para películas, nominado al Óscar y ganador de Grammys, que también tiene sus viñedos y wine tasting room en Carmel. Su cosecha se concentra en producciones de pinot y chardonnay. En ese momento, Silvestri se encontraba en una producción londinense que no quisieron revelar, seguro que platicar con él mientras ofrece una cata es toda una experiencia, ya que ha musicalizado filmes como Back to the Future, Who framed Roger Rabbit?, The Bodyguard, Forrest Gump, Father of the Bride, Avengers y otros más.

 

Y así encontramos una persona tras otra feliz de vivir en Carmel by the Sea, dispuestos a recibir al turismo para mostrarle este pedazo de paraíso.

 

 

Guía práctica

- Primero hay que volar a Los Ángeles, luego a Monterrey, California, y de ahí rentar un auto para manejar durante 20 minutos hacia Carmel by the Sea.

 

- Hofsas House es una de las mejores opciones de hospedaje, un chalet suizo con una tradición familiar de más de 60 años, donde te harán sentir como en casa.

 

- Para comer, visita Cultura. Los dueños son amantes de la cocina tradicional mexicana y en el menú encontrarás excelentes propuestas de ceviches, moles y pescados a la talla.