Cinco planes para el día en Sao Paulo

Fotos por Anna Carolina Negri
Cinco planes para el día en Sao Paulo
Planes ideales para pasar un fin de semana como los paulistanos. 
Junio 19, 14
Fotografías por:

1. Praça Benedito Calixto

Un plan para la tarde de sábado. La plaza del barrio de Pinheiro se llena de puestos que ofrecen artesanías, antigüedades y antojitos. Siempre hay un grupo tocando música popular. En los alrededores hay tiendas de ropa y de instrumentos musicales, además de restaurantes. Consulado Mineiro es la opción ideal para probar la deliciosa gastronomía de las montañas de Minas Gerais. 

 

2. Oscar Freire

Nadie compra como los paulistas. Cuando uno camina por la Rua Oscar Freire las mujeres que salen de las boutiques parecen más propias de una revista de moda. Dentro, además de las dependientas suele haber una cafetería o un servicio de bar, para que uno pueda pasarse las horas de compras sin morirse de sed. Definitivamente, un paseo que hay que hacer, aunque uno termine comprando un sencillo y económico par de Havaianas.

 

3. Mosteiro São Bento

Todos los domingos, a las diez de la mañana, la iglesia de este monasterio de monjes benedictinos ofrece una misa especial, acompañada de cantos gregorianos. Es un clásico paulistano para los que sobrevivieron la tentación del viernes por la noche y se levantan temprano. Al lado se encuentra el colegio jesuita levantado en 1554, lo que sería el origen de Sao Paulo.

 

4. Pinacoteca

Reconocido como el espacio que muestra la programación cultural más interesante de Sao Paulo, la construcción central llama la atención también por su belleza arquitectónica. Hay que dedicar un tiempo a relajarse en el café, en sus mesas al aire libre que reciben sombra de los árboles del Parque de la Luz. Después hay que cruzar la calle y visitar la Estação da Luz, uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

 

5. Parque Ibirapuera

La mayor área verde de la ciudad, favorita de los paulistanos para correr, andar en bici o simplemente relajarse bajo la sombra junto al lago. El “Ibira” es un centro cultural que tiene museos —de arte moderno, de arte africano— y un hermoso auditorio para conciertos. Se trata de otro proyecto de Niemeyer que ningún amante de la arquitectura debe perderse.