Cuatro lugares para comer en Montevideo

Cuatro lugares para comer en Montevideo
Vinos, creaciones euroasiáticas y carnes. 

1.Bodega Bouza Una buena excusa para conocer el Montevideo rural y degustar algunos de los buenos vinos que se producen en Uruguay. Juan Bouza es el responsable de esta bodega boutique. En la visita guiada por los viñedos se advierte que las parcelas son de media hectárea y las plantas están identificadas con letras y números, para un seguimiento riguroso. Lo mejor de la visita es el almuerzo en el restaurante gourmet, con degustación incluida. La carta, diseñada por el chef Marcelo García, es amplia y variada. Se puede empezar por pulpo a la parrilla o jamón ibérico, y dejarse llevar por los sabios consejos del sommelier.

 

2. Tandory La propuesta de Gabriel Coquel, chef propietario, amo y señor de Tandory, es ofrecer ambientación y cocina euroasiáticas con influencias latinoamericanas, a pocos visitantes cada vez: hay sólo 12 mesas. El curriculum de Coquel también habla de viajes: de padre francés y madre española, siempre le gustó comer y cocinar. Se recibió de ingeniero químico y luego estudió gastronomía en el Instituto Cordon Blue de Francia. Nunca falla: todas las noches, mesa por mesa, detalla personalmente los componentes de sus creaciones exóticas. Hay platos de la cocina vasca (como cocochas en salsa verde), caribeños (pabellón criollo) y audaces combinaciones como risotto de melón, sopa de calabaza, banana y jengibre, y carpaccio de piña con helado de coco. 

 

3. Café Misterio Restaurante que acaba de cumplir 20 años en el barrio y es reconocido como una de las mejores cocinas de Montevideo. Sus dueños, el chef Juan Pablo Clérici y su socio Roberto Behrnes, utilizan productos premium siempre frescos. El aceite de oliva y las nueces pecanas los compran en la laguna de Garzón, tienen vinos con cortes propios, provenientes de viñedos boutique de San José; los salmones son enteros, y vienen de Chile. La creatividad también es uno de los secretos de Café Misterio: hay un sabrosísimo sushi de lechuga, risottos con sabores audaces y más platos sorprendentes. 

 

4. Francis En los alrededores de la calle Williman, en Punta Carretas, año con año se multiplican los restaurantes gourmet, que casi siempre ocupan antiguas casas. Uno de los pioneros es Francis, el cual, a pesar de tener una carta amplísima y más de cien cubiertos, sirve platos caseros con productos frescos y muy elaborados. Todo es recomendable: los risottos, el sushi, las carnes y los mariscos. Para un público más joven abrieron en el barrio One Love, Chivipizza y Bar Lobo. Otras opciones de la zona son La Criolla, La Lupita, Adolfo Café, Pentela, Ricci, El Viejo Almacén, Sacramento y Punta Sur. 

Fotos de Ester Kolber
Cuatro lugares para comer en Montevideo
Vinos, creaciones euroasiáticas y carnes. 
Junio 20, 14
Fotografías por: Travesías

1.Bodega Bouza
Una buena excusa para conocer el Montevideo rural y degustar algunos de los buenos vinos que se producen en Uruguay. Juan Bouza es el responsable de esta bodega boutique. En la visita guiada por los viñedos se advierte que las parcelas son de media hectárea y las plantas están identificadas con letras y números, para un seguimiento riguroso. Lo mejor de la visita es el almuerzo en el restaurante gourmet, con degustación incluida. La carta, diseñada por el chef Marcelo García, es amplia y variada. Se puede empezar por pulpo a la parrilla o jamón ibérico, y dejarse llevar por los sabios consejos del sommelier.

 

2. Tandory
La propuesta de Gabriel Coquel, chef propietario, amo y señor de Tandory, es ofrecer ambientación y cocina euroasiáticas con influencias latinoamericanas, a pocos visitantes cada vez: hay sólo 12 mesas. El curriculum de Coquel también habla de viajes: de padre francés y madre española, siempre le gustó comer y cocinar. Se recibió de ingeniero químico y luego estudió gastronomía en el Instituto Cordon Blue de Francia. Nunca falla: todas las noches, mesa por mesa, detalla personalmente los componentes de sus creaciones exóticas. Hay platos de la cocina vasca (como cocochas en salsa verde), caribeños (pabellón criollo) y audaces combinaciones como risotto de melón, sopa de calabaza, banana y jengibre, y carpaccio de piña con helado de coco. 

 

3. Café Misterio
Restaurante que acaba de cumplir 20 años en el barrio y es reconocido como una de las mejores cocinas de Montevideo. Sus dueños, el chef Juan Pablo Clérici y su socio Roberto Behrnes, utilizan productos premium siempre frescos. El aceite de oliva y las nueces pecanas los compran en la laguna de Garzón, tienen vinos con cortes propios, provenientes de viñedos boutique de San José; los salmones son enteros, y vienen de Chile. La creatividad también es uno de los secretos de Café Misterio: hay un sabrosísimo sushi de lechuga, risottos con sabores audaces y más platos sorprendentes. 

 

4. Francis
En los alrededores de la calle Williman, en Punta Carretas, año con año se multiplican los restaurantes gourmet, que casi siempre ocupan antiguas casas. Uno de los pioneros es Francis, el cual, a pesar de tener una carta amplísima y más de cien cubiertos, sirve platos caseros con productos frescos y muy elaborados. Todo es recomendable: los risottos, el sushi, las carnes y los mariscos. Para un público más joven abrieron en el barrio One Love, Chivipizza y Bar Lobo. Otras opciones de la zona son La Criolla, La Lupita, Adolfo Café, Pentela, Ricci, El Viejo Almacén, Sacramento y Punta Sur.