El Bosco: la exposición del V centenario

El Bosco: la exposición del V centenario
La más completa exposición de El Bosco, para conmemorar 500 años de su muerte, ahora en El Prado.
Junio 27, 16
Fotografías por: Museo del Prado

Influencia para el surrealismo, el marxismo, el psicoanálisis y muchas otras corrientes dentro de la teoría política o la crítica de arte, uno de los pintores más incomprendidos, pero aún así más estudiados y que mayor fascinación han causado durante cientos de años es Hieronymus Bosch, El Bosco.

 

Nacido en Bolduque, actualmente Países Bajos, este año se cumplen 500 años de su muerte. Como parte de la conmemoración, recientemente el Museo del Prado, que ya albergaba la mayor cantidad de obras de este artista, inauguró una exposición, la más completa hasta ahora, con cuadros provenientes de otros museos y otros países.

 

Algunas de las piezas de El Bosco. La exposición del V centenario que se exponen son, por parte del Prado, El jardín de las delicias, Tríptico de la adoración de los Magos, El carro de Heno, La extracción de la piedra de la locura y la Mesa de los Pecados Capitales; provenientes de España, San Juan Bautista en meditación y Tríptico con escenas de la Pasión de Cristo; y por parte de otros museos en el mundo que han colaborado con esta exposición hay cuadros venidos, entre otras ciudades, de Brujas, Viena, París, Nueva York, Londres o Lisboa, como el Tríptico de las tentaciones de san Antonio Abad o el Tríptico de Job, por ejemplo, que nutren el repertorio del artista flamenco durante estos días.

 

Otras actividades en curso complementan la conmemoración del aniversario de la muerte del Bosco. De esta manera, se acaba de estrenar un documental, El Bosco, el jardín de los sueños, dirigido por José Luis López Linares, en el que participan alrededor de 30 escritores, historiadores del arte, críticos y, en suma, conocedores de la obra del Bosco como Miquel Barceló, Michel Onfray, Salman Rushdie o Cees Nooteboomm. Por parte de este último, Siruela acaba de editar El Bosco. Un oscuro presentimiento, en el que Nooteboom recorre, a través de sus viajes, la obra del pintor neerlandés, con quien comparte origen: “¿Qué tienen en común –se pregunta el autor– un escritor del siglo XXI y un pintor del siglo XV? Los dos proceden del mismo país, pero ¿se entenderían hoy si pudieran conversar?”

 

El valor de esta exposición, oportunidad única para el visitante que se encuentre en Madrid o para el interesado en la obra del artista flamenco, radica no sólo en el enigma y la maestría que emana de estas obras, sino en que congrega, en un mismo espacio, la mayor cantidad de cuadros del Bosco. Además, también hay pinturas de sus discípulos, a veces a partir de originales perdidos, y bocetos inspirados en obras de él.

 

En relación al poco significado certero que han dejado sus obras, Nooteboom comenta: “Pocas veces un hombre invisible ha dejado tantas cosas visibles".

 

Museo del Prado. Hasta el 11 de septiembre.