Ruta ecoturística por Oaxaca

Ruta ecoturística por Oaxaca
Seis escalas obligadas 
Julio 20, 15
Fotografías por: Diego Berruecos

1. Jacobo y María Ángeles
Ocotlán, Oaxaca

En este taller puedes ver una gran variedad de alebrijes. Hay que desplazarse a la población de San Martín Tilcajete, a unos 45 minutos de la ciudad de Oaxaca. En el taller varios artesanos realizan figuras zapotecas talladas en madera de copal con tintes naturales. Los propietarios, Jacobo y María del Carmen Ángeles, su esposa, también hacen funciones creativas; él talla y decora figuras, y ella decora, diseña y crea colores naturales. Su obra ha sido mostrada en galerías y museos de Estados Unidos. Cuentan con vistas guiadas para entender el proceso de producción de los alebrijes. Han dado un gran impulso a la comunidad. Olvido 9, San Martín Tilcajete, Ocotlán; T. (951) 524 9047; tilcajete.org

 

2. Expediciones Sierra Norte
Pueblos Mancomunados, Oaxaca

Esta empresa de ecoturismo indígena es operada por los Pueblos Mancomunados de Oaxaca, en la Sierra Norte del estado. Lo más recomendable es que tomes uno de sus 10 viajes, que duran desde cuatro días hasta una semana. Los hay de todo tipo: tranquilos o para deportistas, e incluso puedes convivir con una familia y aprender su forma de cultivo. Prueba la gastronomía local, como el fresco pan serrano o una rica trucha recién pescada del criadero. Los paquetes incluyen hospedaje, alimentos, la renta del caballo o bicicleta en su caso, y un guía local. M. Bravo 210-A, Playa San Cristóbal, Centro; T. (951) 514 8271; sierranorte.org.mx

 

3. Jardín Etnobotánico de Oaxaca
Oaxaca, Oaxaca

Se accede por el convento de Santo Domingo, construido en los siglos xvi y xvii. La antigua huerta del ex convento se adecuó en 1994. Llama la atención la ordenada forma de distribución de las plantas, sobre todo de las cactáceas. Los órganos, en sus distintos tamaños, dan la imagen de largos y espinosos dedos, y hay una gran biznaga de cinco toneladas y varios siglos de edad. Los canales atraviesan el jardín y los estanques ornamentales. El lugar cuenta con un estupendo sistema de captación pluvial. Además, hay un vivero, un herbolario, un banco de semillas y una biblioteca. Reforma s/n, esq. Constitución, Centro; T. (951) 516 5325; jardinaxaca.org.mx

 

4. Centro Mexicano de la Tortuga

Mazunte, Oaxaca

Para conocer más de estos pacíficos reptiles que recorren miles de kilómetros en los océanos, visita el Centro Mexicano de la Tortuga. En sus sencillas instalaciones tienen gigantescas peceras con tortugas marinas, de agua dulce y de tierra. Lo más impresionante es visitar una de las tres playas donde ponen sus huevos, cuando las tortuguitas (golfinas y prietas) rompen su cascarón y se dirigen al mar. A este fenómeno se le llama “la arribada” y ocurre cada 40 días, de julio a enero, en las playas de La Escobilla y Morro Ayuta. Paseo Mazunte s/n, Mazunte; T. (55) 5449 7000, ext. 19000; C. (985) 106 81 55; centromexicanodelatortuga.org

 

5. Instituto Tonantzin Tlalli

Ejutla  de Crespo, Oaxaca

Este proyecto de la organización Grupedsac, originaria de la ciudad de México, se encuentra a 60 kilómetros de la ciudad de Oaxaca. Es un centro de permacultura con instalaciones ecológicas. Ofrecen visitas guiadas para conocer agricultura orgánica y procesamiento de alimentos, el manejo de aguas pluviales, la captación de energía solar y su empleo, por ejemplo, en un calentador de agua o estufa, y la bicicleta como generador de energía. Enseñan técnicas de bioconstrucción en la que emplean tierra compactada y pacas de paja, entre otros materiales. Los tours duran dos horas. Paraje Bonanza, Ejutla de Crespo; T. (55) 5294 0985 (oficina en la ciudad de México); grupe.org.mx

 

6. Abraza un Árbol

San Juan Bautista Tuxtepec, Oaxaca

En esta localidad oaxaqueña, la fábrica de papel Bio Pappel emprendió un programa medio ambiental que va mucho más allá del mero reciclaje, aunque éste sea el eje central de la idea. Trabajan con escuelas a las que proporcionan recipientes para la recolección de papel, que luego se encargan de recoger cada 15 días. Además de evitar la tala de los bosques de la región, este programa forma a las nuevas generaciones en el cuidado del medio ambiente. biopappel.com