48 hrs en Houston

48 hrs en Houston
Los vuelos diarios de Southwest desde la Ciudad de México son la excusa perfecta para disfrutar de todo lo que esta ciudad tiene que ofrecer.
Enero 13, 17
Fotografías por: Paulina Figueroa

Houston es la ciudad más poblada del estado de Texas y la cuarta más grande de todo Estados Unidos, una ciudad que ofrece buena comida, mucho deporte y actividades culturales por todas partes. Parece difícil de recorrer en sólo dos días, pero es enteramente posible.

 

Día 1

 

Por la mañana.

 

Ponte tus mejores tenis y recorre Eleanor Tinsley Park como todo un local, este parque no está tan lejos del centro y en él se organizan diferentes eventos durante todo el año, si decides ir por la mañana encontrarás gente madrugadora corriendo o haciendo kayak en el río Buffalo Bayou, si ninguna de esas dos opciones es tu fuerte siempre puedes tan solo pasear entre árboles y esculturas, buscar una mesa para hacer desayuno/picnic, todo mientras admiras el skyline de la ciudad.

 

 

 

Por la tarde

 

Puedes escoger entre visitar The Heights ó Montrose, ambos son barrios pequeños que ofrecen una opción distinta al típico mall estadounidense. En Montrose encontrarás tiendas de antigüedades por montones; en Merchant and Market, por ejemplo, puedes comprar desde lámparas y muebles antiguos hasta bustos griegos, elementos difíciles de combinar pero que dentro de esta tienda de la calle Westheimer sincronizan a la perfección. Una vez terminado el recorrido vintage puedes visitar alguno de los cafés y restaurantes que se encuentran alrededor.

 

 

 

 

Lo bueno de The Heights, West 19th street, es que todo se ubica en la misma calle, caminando en línea recta desde Heights Theatre (un cine art deco de los años 20 en donde ahora presentan diferentes actos musicales durante todo el año) se encuentra Manready Mercantile, que como bien indica su nombre se especializa en artículos para hombre, además venden kits para cócteles, libros, velas y accesorios que podrían gustarle también a cualquier mujer. Muy cerca de ahí está Vinal Edge Records, una tienda de vinilos y cd’s abierta desde 1985 y en donde podrás encontrar joyas musicales para combatir el sistema y olvidarte de tu vida virtual.

 

 

 

 

Para comer

 

Si te encuentras en The Heights una gran opción es Shade, pide un burrito coreano, un mac and cheese o un quiche, todo es delicioso, acompáñalo con alguno de sus coctéles, la sugerencia Pretty Ricky (bourbon, limón y agua mineral).

 

 

 

 

 

 

Por la noche

 

Una gran opción para pasar la noche es asistir a un juego de la NBA, o NFL dependiendo el caso, esta vez nos tocó ver un partido de pre-temporada entre los Grizzlies de Memphis y el equipo local, los Rockets de Houston, en el Toyota Center. Fácilmente las 3 horas más cardiacas del fin de semana.

 

 

Si después del partido te queda energía puedes regresar a The Heights y buscar uno de los bares secretos que se encuentran en algunas casas de este barrio o visitar algún bar hip de la zona, si estás cansado como para buscar locaciones secretas y hacer largos traslados, siempre es una buena idea quedarte en el centro y disfrutar el resto de la noche en algún bar, nuestra recomendación: Bovine & Barley, un lugar sin pretensiones que cumple con lo prometido.

 

Día 2

 

Por la mañana

 

Una buena opción para iniciar el día es con una visita a The Cistern, construida en 1926 se encargaba de abastecer agua potable a toda la ciudad antes de que esta ser cerrada debido a una fuga y necesitaran buscar una nueva forma de cubrir la demanda de agua. Ahora forma parte de Bayou Buffalo Park y  está abierta al público, este proyecto de recuperación busca informar a la gente acerca de su importancia histórica y arquitectónica para la ciudad, como bonus, a partir del 10 de diciembre este lugar será usado como locación para Rain una video instalación de la artista venezolana Magdalena Fernández.

 

 

 

 

Para comer

 

The Conservatory es el primer food hall de Houston, que ofrece desde ramen hasta burritos y crepas, básicamente puedes tener una comida de cinco tiempos de un país diferente cada una, como acompañamiento perfecto de esta, abundante, este food hall ofrece una selección de cervezas artesanales y vinos, así como bebidas no alcohólicas para los que prefieren guardarse para la noche.

 

 

 

 

Por la tarde

 

Es imposible recorrer todo el distrito de museos en un día, así que la recomendación es escoger uno, dos si te sientes atrevido, y disfrutarlo al máximo. Esta vez recorrimos la exposición retrospectiva de Degas (la más grande en Estados Unidos y que se muestra hasta el 16 de enero 2017), atravesar “The Light Inside” de James Turrell que conecta los dos edificios del museo y finalmente salir para dirigirnos al Houston Museum of Natural Science y conocer el mariposario, la exhibición del antiguo egipto y una de las colecciones de fósiles más grande en el país.

 

 

 

 

 

 

 

Por la noche

 

La mejor idea para terminar una visita tan ajetreada es relajarse en The Grove, un restaurante apto para gustos vegetarianos y carnívoros por igual, son especialmente recomendables el koshari de coliflor rostizada y los tacos de short rib. Este restaurante está convenientemente ubicado a un costado de Discovery Green, un parque en el centro de la ciudad con diferentes actividades y eventos dependiendo de la época del año, sin duda la mejor opción para terminar esta visita fugaz a Houston.