Cinco imperdibles de Zimbabwe

Cinco imperdibles de Zimbabwe
Platillos, tragos y lugares específicos que sirven de tips. 
Julio 7, 14
Fotografías por:

1. Piri Piri

Hay que comer pollo piri piri en el restaurante Coimbra, en Harare, y vivir la colorida vibra urbana de África. Una tarde de miércoles el lugar está lleno de locales, blancos y negros, la mayoría disfrutando de un plato de pollo tierno asado con una porción de papas fritas cortadas a mano y una salsa de ajo para morirse de buena. La cerveza está fría y los precios (en dólares, porque es su moneda ahora) son bajos.

 

2. Carne seca

Otro plato que hay que probar es el biltong zimbabuense, un tipo de carne seca muy popular. En algunos supermercados se puede comprar fresca y pagar por kilo, en otros sitios se compra empaquetada y de carne de distintos animales: kudu, springbok, res, con o sin chile. Es una botana perfecta para la carretera.

 

3. Los expats

Hay que tomarse un trago o comer en el patio del Bulawayo Club y asomarse al interior del antiguo bar donde los expatriados miran deportes en la tele o se juntan a platicar. Si eres miembro del club te dan un descuento. El restaurante sirve almuerzos y cenas deliciosas y de un precio razonable en su patio interior, donde agradables notas de jazz llenan el ambiente. Hasta hace poco, solo el 1% de la población era mestiza o asiática, y apenas 0.2% blanca.

 

4. Por el río

Toma un crucero al atardecer a bordo del nuevo Zambesi Explorer y reserva un asiento en la terraza vip superior. Bebidas ilimitadas gratis y botanas mientras uno flota por el río Zambezi donde los hipopótamos y los elefantes suelen aparecer dentro o en los alrededores. Se puede elegir entre recorridos al amanecer, a la hora del lunch y para cenar. Los barcos usan en su mayoría energía solar para hacer los recorridos. zambeziexplorer.com

 

5. Gin Tonic

No hay mejor lugar para pedirse un buen gin tonic que en la terraza del Victoria Falls Hotel, en el Stanley’s Bar. Aquí se disfruta el ambiente colonial con vistas espectaculares. El hotel es sin duda el gran clásico de la zona, con una ubicación inmejorable. Acaba de completarse una buena renovación, lo único que le hace falta para ser perfecto.