Otras caras de Monterrey

Otras caras de Monterrey
A Monterrey no sólo se va a trabajar, así que preparamos una ruta por restaurantes y atractivos turísticos para aprovechar el tiempo libre de toda agenda.  
Diciembre 9, 16
Fotografías por: Cortesía

Día Uno

 

-Por la mañana

 

El centro de Monterrey se conecta con el Parque Fundidora a través de un canal por el que navegan pequeñas embarcaciones. Más industrial que Xochimilco, pero menos laberíntico, ésta es una manera de conocer a ritmo relajado un sector de la ciudad que rodea el casco viejo.  Al desembarcar en el Parque Fundidora hay un muy buen restaurante, El Lingote, que ofrece desde delicias norestenses hasta cremas sofisticadas como el vichyssoise, de inspiración francesa.

 

 

 

 

-Por la tarde

 

Vale la pena dedicarle el resto del día al Parque Fundidora, uno de los espacios públicos más grandes de Nuevo León, famoso porque resguardó a la empresa fundidora de fierro y acero más importante del país, que cerró hace unas décadas. Actualmente, el parque alberga al Museo del Acero Horno3 , donde explican el proceso para trabajarlo. También hay una gran cantidad de áreas verdes y gente ejercitándose, practicando yoga o danza al aire libre y, en ocasiones, hasta organizan conciertos. 

 

 

 

 

-Por la noche 

 

Grill & Vine es el restaurante del hotel Sheraton, y no por eso es un lugar tradicional y monótono para comer dentro de un sitio de hospedaje, aquí el menú es muy selecto. Son deliciosas las diferentes salsas que ofrecen, mis favoritas: guajillo y molcajeteada. Prueba la barbacoa de cabrito y como postre, la tarta de chocolate semiamargo. La oferta de cervezas artesanales elaboradas en Monterrey son gran compañía.

 

 

 

 

Día 2

 

-Por la mañana

 

Las grutas de García están lo suficientemente alejadas de la ciudad como para contemplar el paisaje y los cerros norteños. Pese a que te suben en teleférico para tener una vista inmejorable, recorrerlas exige buena condición física. El paseo oscuro, pero muy bien guiado, es un largo subir y bajar escaleras, casi una práctica de campo para los geólogos: hay estalactitas y estalagmitas por doquier, además de uno que otro milagro mineral,―columnas donde se juntan estas dos, accidente improbable de miles de años. 

 

 

 

 

-Por la tarde

 

Es difícil imaginar, en medio de la carretera y los centros comerciales, una cascada y un pueblo antiguo, lento; pero en Monterrey existe: Santiago, denominado mágico; aunque el título no es garantía, éste lo merece, por el ritmo y el panqué de elote de la abuela, bastante famoso. Muy cerca está la cascada Cola de Caballo, y estos brotes siempre, ahí donde aparezcan, son un gran espectáculo natural.

 

 

 

 

-Por la noche

 

Por último, el broche de oro, la cena: El Rey del Cabrito. Un restaurante pintoresco que rinde culto a la personalidad del fundador, autodenominado rey, que presume de sí hasta en las botellas de tequila y en un carrusel ultramoderno donde aparece en distintas fotografías con personajes de la farándula. Afuera, tras una vitrina, hay cabritos en cocción: quizá es un aviso de que no es apto para estómagos débiles. Adentro, un tigre disecado pelea contra un león. Y luego el festín… cabrito en todas sus variantes: riñonada, paleta, pierna y pecho. Para comer hasta tener pesadillas.

 

 

 

 

Guía Práctica

 

Cómo llegar

Aeroméxico tiene 14 vuelos diarios entre la Ciudad de México y Monterrey. Operados por equipos Embraer 145, 170 y 190, con capacidad para 76, 86 y 99 pasajeros (11 de estos últimos en Clase Premier) y Boeing 737-700 y 737-800, con capacidad para 124 y 144 pasajeros (12 y 16 en Clase Premier).

 

Dónde dormir

Sheraton Ambassador Monterrey, ubicado en

Av. Miguel Hidalgo 310 

Ote.,  Centro

T. 81 8380 7000

starwoodhotels.com
/sheraton