11 imperdibles en San Miguel de Allende

11 imperdibles en San Miguel de Allende
Pocas ciudades en México mantienen el dinamismo de este oasis en el corazón de Guanajuato. 
Noviembre 23, 15
Fotografías por: Cortesía

1. El Galgo Negro
Con menos de medio año en San Miguel, esta casa antigua remodelada tiene mucho que ofrecer. Además de contar con espacio para exhibición de arte contemporáneo, El Galgo Negro cuenta con joyería diseñada por la artista Christina del Valle Macleod. El resto de la oferta son artículos de lujo hechos en Italia, como corbatas y bolsas de piel, además de una selección de vinos italianos con uvas difíciles de conseguir en México. Hernández Macías 31, Centro

 

2. Zumo
Con una trayectoria reconocida en Oaxaca y Ciudad de México, el chef Gabriel Ferrant es el responsable de esta experiencia de “cocina en vivo”. Zumo usa productos locales que se traducen en una de las mejores propuestas surgidas en San Miguel en 2015. Los menús de cinco o siete tiempos permiten conocer la magia de este chef inquieto que un día cualquiera remata con un sorbete de limón con sotol. Orizaba 87-9, Centro

 

3. Elvis Pretzel
Este nuevo local en la plaza La Luciérnaga abrió apenas en noviembre pasado. Se presenta como opción para quienes deciden alejarse un poco del centro, jugar boliche en la plaza y, claro, probar los distintos tipos de pretzel que ofrece este local. Tanto los dulces como los salados son una buena opción para llevar de botana para el precopeo. O el postre. Libramiento José Manuel Zavala Zavala 165

 

4. Casa Chiquita Pizzas
A sólo dos calles de la Parroquia, Casa Chiquita se ha convertido en uno de los mejores espacios para hospedarse en San Miguel de Allende. Su estilo desenfadado alberga un concepto genial: bed & pizza. Pero no hay que estar hospedado para disfrutar de sus pizzas (favoritas entre algunos locales), en su recién remodelado espacio. Intenta la “polpette”, con albóndigas y champiñones. Correo 45, Centro

 

5. Atelier 1218
Con su apertura en noviembre, Atelier 1218 ofrece obra de artistas emergentes, así como un estudio para dar talleres de collage. Además de la exhibición, cuenta con un espacio de tienda con artículos de diseño, como joyería Kuyu (en exclusiva), así como serigrafías y productos de Tintorera. Una gran opción para explorar más allá del centro de San Miguel mientras degustas un té. Se requiere cita. Camino a La Cieneguita 100-13, La Esperanza

 

6. Tule
Este empresa de productos ecológicos artesanales nació en León, Guanajuato, en 2011. El local de Tule, en San Miguel, tiene apenas unos meses y ya es un favorito de quienes buscan productos saludables, orgánicos y responsables con el ambiente. Ya sea que adquieras algo para llevar, como la miel de agave, o te decidas a probar de su barra de smoothies, tu cuerpo lo agradecerá. Sugerimos el smoothie de leche de almendra, plátano, crema de cacahuate y cacao. Diez de Sollano #25 Esquina con Cuadrante, Centro

 

7. Dana at the Market 
Las 11 de la mañana se escucha demasiado temprano para crudear. Una opción para reiniciar hostilidades es tomar uno de los jugos preparados al momento en este local. Se recomienda el “Radiant glow”, con betabel, pepino, jengibre y manzana; o “The Detox Master”, con apio, espinaca y zanahoria, entre otras bondades. También puedes probar sus deliciosos paninis o sus escargots & frittes. Calzada de la Aurora 28 A

 

8. Chao Ban
Este consentido acaba de estrenar lugar –¡y terraza!– en la calle de Pila Seca, a unos pasos de su anterior ubicación. Su menú está compuesto por platillos de diferentes regiones de Asia. Entrantes como los noodles con salsa de cacahuate o el pan pita con tofu son tan suculentos como sus especialidades. Recomendamos la sopa vietnamita y un bowl de pato o de atún, ambos servidos sobre noodles cristal. Pila Seca 5, Centro

 

9. Áperi
Considerado el mejor restaurante de hotel (Dos Casas) en San Miguel de Allende, Áperi es una especie de santuario para hedonistas del comer. El chef Matteo Salas busca satisfacer los cinco sentidos con ayuda de ingredientes regionales, pastas hechas en casa y un menú de aire, mar o tierra que se muestra espectacular. Puedes optar por el menú de degustación de siete tiempos o, bien, elegir a la carta. Se sugiere el plato de quesos regionales y la pancheta de la casa, cocinada a fuego –muy– lento. Quebrada 101, Centro

 

10. Cumpanio
Esta pastelería de estilo europeo se ha vuelto una visita obligada para desayunar los fines de semana y, por qué no, llevarse una selección de pan rústico y mermelada artesanal a casa. Cumpanio es también un restaurante que ofrece, quizás, los mejores tuétanos de San Miguel. Con su decoración de brasserie contemporánea, Cumpanio es perfecto para que pidas uno de sus cocteles con mezcal y termines la tarde a gusto. Corre 29, Centro

 

11. Aguamiel Cocina Rústica  
Con un sabor netamente local, Aguamiel ofrece platillos hechos con ingredientes mexicanos, pero con la aportación de la chef Gaby Green. Aquí puedes toparte con algunas celebridades locales, como el artista Anado McLauchlin o el actor Damián Alcázar, y disfrutar de una sopa de mole con puerco y hongos silvestres. Recomendamos las setas al ajo, el mole verde de pepita y arroz blanco y, por supuesto, terminar con el famoso flan de Gaby. El domingo es de brunch, amenizado con guitarra española. Pipila 3A, colonia San Antonio